Trios

¿A qué llamamos Dúplex?

Muchas son las parejas que para poner un toque diferente a su sexualidad, y no hacer de ella algo monótona, deciden hacer un trío al menos una vez en su vida. Para ellos es cumplir con la fantasía de estar con dos chicas a la vez. Para ellas, en la mayoría de ocasiones es su primera experiencia lésbica. Y es que cuando a una escort de Madrid se la solicita para un trío, se entiende que será para juegos sexuales para parejas. No para dos hombres. Ellas, como mujeres bisexuales, siempre están encantadas de conocer a parejas para tríos. Normalmente son cliente muy educados y considerados, con los que la propia escort vive una experiencia muy intensa en todos los sentidos. Siempre se ha dicho que un trío, se debe de hacer con una chica con la que no haya ningún vínculo emocional, por lo que las putas de lujo son las chicas idóneas.

Trios

Trios
¿Cómo disfrutar de un trio?

A la hora disfrutar de un trío plenamente las parejas no deben dejar de lado su propia sexualidad. El hecho de que una escort de Madrid comparta con ellos juegos sexuales no significa que entre ellos se rompa la química ya existente. Por ello el hombre, no debe dar de lado a su propia pareja y centrarse en los servicios de la escort. Ambas interactuarán con él, al igual que la escort también dará placer a la mujer. Como hemos dicho en más de una ocasión la mayoría de las escorts de Madrid son bisexuales, con lo que por lo general el placer estará asegurado. Antes de realizar un trío la pareja debe estar convencida de que ese es su deseo, mutuo y consensuado, para así no dar pie a celos ni que aparezcan sentimientos posesivos. Si todo no ha quedado bien claro, el trío puede llegar a ser un desastre.


¿Qué no hacer durante un trio?

Precisamente no tener celos. Anular todo sentido de posesión y pensar que no existen sentimientos de por medio. Suelen ser las mujeres las que en algún momento entorpezcan la relación de ella con su pareja, como intentando competir, pero las escorts de Madrid evitan esas situaciones dedicándoles más atención a la relación lésbica, y así ganarse su complicidad. Los tríos enriquecen la vida sexual de las parejas, por lo que deben dejar trabajar a las escorts que saben perfectamente como obtener placer para los tres. Ellas son el centro de atención, pero sólo durante dure la cita. Después no existirá ningún compromiso de ningún tipo con las escorts. Sin embargo, suele ocurrir algo curioso. Tras el encuentro, uno de los dos miembros de la pareja suele contactar por separado para tener un encuentro privado. Puede ser el hombre o la mujer.

Trios