Terapia sexual. Cuándo el sexo es un problema

Terapia sexual. Cuándo el sexo es un problema

Terapia sexual. Cuándo el sexo es un problema

La terapia sexual es una práctica muy extendida entre los habitantes de los países occidentales más avanzados culturalmente. Sin embargo España se encuentra a la cola del número de personas que al tener un problema que le impide mantener unas relaciones sexuales plenas, acuden a algún especialista.

Lo mismo ocurre cuando el conflicto sexual es de una pareja. En muchos casos se culpan el uno al otro sin la posibilidad de contemplar que el hecho de no disfrutar de unas relaciones satisfactorias pueda ser una cuestión donde ambos deben poner un poco de su parte.

Por ello, la terapia sexual se concibe tanto para hombres o mujeres que pueden acudir a un especialista, como a parejas.

Parece que por desconocimiento, y por la influencia del cine, la terapia sexual es una atención que se ofrece únicamente a parejas, y cuando se trata de un problema personal, es el psicólogo o sexólogo quien podrá ofrecernos la solución esperada. Sin embargo la terapia sexual ofrece el trato profesional para ambos casos.

Podemos definir como Terapia sexual como una variante de la psicoterapia que acusan problemas de índole sexual tanto personalmente como en pareja. También tiene cabida para estos expertos los casos de identidad de género o las parafilias sexuales.

Los casos más comunes se derivan de estados derivados de patologías como es el la disfunción eréctil, la falta de deseo o imposibilidad para la excitación y dificultades para llegar al orgasmo.

Si se tiene relaciones sentimentales este tipo de problemas no sólo perjudican a la persona, si no también a la relación. Y es ahí donde comienzan los problemas de culpa, fracaso o incluso vergüenza.

Una vez que acuden a los profesionales experimentados en Terapia sexual, es necesario discernir la procedencia de trastornos que puedan ser la causa. Las causas son tan extensas como el número de pacientes que acuden a Terapia sexual, pero en todos y todas hay que estudiar terapias personalizadas para el correcto tratamiento de su problema sexual.

Los países nórdicos son pioneros en estos tipos de tratamiento. Han creado escuela en todo el mundo, profundizando en el trabajo en equipo tanto de psicólogos, fisioterapeutas e incluso especialistas en suelo pélvico.

En el caso de los hombres, países como Suecia, cuenta con “sustitutas” sexuales para ayudar en la práctica a pacientes.

No hay que olvidar que en este país está penada la prostitución, mientras que en otros son las escorts de lujo las encargadas de estimular a hombres que antes de volver a mantener relaciones sexuales, prefieren solicitar sus servicios.

Carla Mila

 

 

 

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *