Sonambulismo sexual. Una patología que va en aumento

Sonambulismo sexual o sexsomnia es el nombre con el que se conoce al trastorno del sueño donde la persona, de manera sonámbula, quiere tener relaciones sexuales.

El sonambulismo sexual es una de esas patologías que va en aumento a medida que pasan los años. Hace unos años apenas se contaban los casos por ser algo casi anecdótico, pero hoy en día, el sonambulismo sexual se presenta en un 10% de personas que tienen trastornos durante el sueño. Es decir, un 2% de la población mundial. Tanto hombres como mujeres son víctimas de un semi-despertar donde desean mantener sexo con su compañero o compañera de cama, pero sin ser consciente de ello.

Los estudios al respecto han aumentado. Y las conclusiones que llegan los expertos coinciden en determinar un perfil de persona muy concreto. Tanto ellos como ellas suelen responder a patrones como estos:

  • Personas que arrastran prejuicios sexuales.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Trastornos psíquicos o sexuales.
  • Adicción a ciertos medicamentos.
  • Estrés y ansiedad.
  • Cansancio acumulado. Fatiga crónica.
  • Y trastornos exclusivos del sueño.

Estos son los factores más comunes que producen el sonambulismo sexual, pero no es necesario que muchas personas que lo padezcan se identifiquen con algunos de estos aspectos. En cualquier época de la vida, cuando menos lo esperemos, el sonambulismo sexual puede aparecer en la noche sin que exista una razón concreta.

sonambulo-sexual

¿Cómo se comportan los sonámbulos sexuales?

Una vez pasado el umbral del sueño, cuando este es mucho más profundo, los sonámbulos sexuales, siempre sin ser conscientes de ello, realizan los mismos actos con su compañera de cama como si realmente estuvieran despiertos y conscientes de sus actos.

No escuchan las quejas de con quienes desean mantener ese sexo inesperado y no consensuado, hasta que ellas les consiguen hacerse despertar. En ese momento siempre confiesan, y sin recurrir a mentiras, que no eran conscientes de lo que hacían.

Cuando este tipo de comportamiento es muy recurrente, las parejas deciden dormir en habitaciones separadas. De esta manera no se acaba el problema, pero sí al menos los sobresaltos nocturnos de quienes duermen con personas que padecen sonambulismo sexual.

Sonambulismo sexual y noches con escorts

Las escorts de Madrid que en muchas ocasiones comparten noches con escorts en Madrid con clientes, si son grandes conocedoras de esta disfunción del sueño.

Por lo general, antes de dormir, sí ha habido una gran excitación sexual. Ya que quienes desean pasar la noche entera junto a una escort siempre apura al máximo sus fuerzas para intentar alcanzar el mayor número de orgasmos posible.

Aunque pueda parecer paradójico, la mente del sonámbulo sexual, lejos de evadirse durante la etapa del sueño, consigue mantener esas ansias y deseos de continuar con maratonianas sesiones de sexo. Pero insistimos, siempre de manera no consciente.

Sin interrumpir su estado de sueño, empiezan a realizar exactamente los mismos patrones de conducta que cuando están despiertos. Pero sin lograr ningún objetivo concreto, ya que su torpeza de movimientos, junto a la negativa de las escorts, hacen que vuelvan a dormirse plenamente.

noche-con-escort-madrid

Si se les comenta algo durante el despertar, ellos siempre afirmarán que no se acuerdan de nada. Algo que es cierto debido a su condición de sonámbulos sexuales.

¿Cómo comportarse ante un sonámbulo sexual?

Evidentemente mantener sexo con una persona que está dormida, no es del agrado de nadie. Pero esto no resta para que nuestro comportamiento sea el de una persona que no sabe ver que es algo involuntario. De ahí que no hay que intentar despertar a los sonámbulos sexuales, sino simplemente evitar el contacto.

Siempre con cuidado, ya que como mencionábamos sus movimientos suelen ser torpes y poco centrados. Lo que mas se debe evitar es la ausencia de dolor y sexo, haciendo todo lo posible para que continúen con su profundo sueño sin que se produzcan accidentes de ningún tipo.

Soluciones

Pero para zanjar el problema de raíz, se hace necesaria la visita a un especialista, donde ambos miembros de la pareja deben acudir. Pero partamos de la base que muchos casos se producen por ansiedad y estrés, es entonces cuándo se debe tener en cuenta estos factores externos y hacerles frente.

Ejercicios de relajación antes de dormir, ingesta de algún hipnótico o relajante muscular previamente pautado por un facultativo, yoga, y mantener unas rigurosas costumbres antes de dormir.

Entre ellas es importante evitar que la persona que padece sonambulismo sexual, no vea la televisión antes de dormir, cumpla con las ocho horas de sueño recomendadas, y haya realizado bien la digestión antes de irse a la cama.

Muchos especialistas coinciden en que se debe mantener una especie de abstinencia sexual durante un tiempo. Pero sólo durante la noche, siendo más beneficioso el denominado sexo mañanero para comenzar el día siempre con los mejores ánimos y ahuyentando el estrés, que no deja de ser el gran enemigo del sexo.

Sonambulismo sexual en la mujer

También la mujer sufre de sonambulismo sexual. Quizá en menor medida que los hombres, pero sí se han diagnosticado muchos casos. Las causas son idénticas a las de los varones y el comportamiento es el mismo.

La diferencia es que a muchos hombres no les importa que sus dulces sueños den paso a otros mucho más calientes. Y para que no sufra ningún tipo de vergüenza, callan a la mañana siguiente cuando ellas ni se acuerdan de lo que hicieron durante el sueño.

Pero esto llega a tener consecuencias a veces sorpresivas para ellas. Desde embarazos no deseados al no utilizarse preservativo en mujeres que no toman la píldora, hasta señales en la piel de una relación sexual de la que no fueron conscientes.

5/5 (1 Review)