Sexo vacacional. Relaciones sin compromiso

Sexo vacacional. Relaciones sin compromiso

Sexo vacacional. Relaciones sin compromiso. ¿Para qué nos vamos a engañar? El llamado sexo vacacional forma parte de un alto porcentaje de personas, tanto hombres como mujeres, que se desplazan de su lugar de residencia a otras ciudades o países donde esperan que el disfrute en todos los sentidos esté asegurado.

Y es que para muchos y muchas, el simple hecho de viajar conlleva un cambio de actitud en muchos sentidos, y el sexo es uno de ellos.

No nos referimos a paraísos sexuales, ni al sexo de pago, hablamos de tener un idilio con una persona del sexo contrario con la que disfrutar plenamente de las mejores relaciones sexuales.

Un punto a favor para que el sexo en estas circunstancias sea más intenso y placentero es que normalmente se tiende a una cierta desinhibición. Muchas de las posturas, maneras de entender el sexo, y ser más liberal, se ponen de manifiesto con ese desconocido o desconocida que en pocos días pasa a ser nuestro mejor amante.

Los lugares bellos invitan a hacer esas locuras que quizá nunca llevaríamos a la práctica en nuestra propia ciudad, pero que dan un vuelvo radical cuando salimos fuera.

Indudablemente es el verano cuando el llamado sexo vacacional aumenta con la ayuda de que es una relación con fecha de caducidad. Ya que llegará el fin de nuestras vacaciones y todo terminará, no dando paso a una relación posterior.

Esta premisa ayuda por tanto a mostrarse más sexual, a perder miedos, a no temer por el qué dirán y por supuesto a abrirnos más la mente frente a personas que nos pueden aportar mucho sobre relaciones sexuales.

Los británicos, siempre tan dados a ponerle nombre a todo, le llaman “vacationship” e incluso una autora inglesa, Kristin Newman, convirtió sus experiencias en cuanto al sexo vacacional, en todo un best seller.

En el libro destacan sus propias vivencias, así como las de otras viajeras que de llevar una vida sexual recatada y conservadora, se mostraban más cautivas del sexo en estos periodos vacacionales.

Muchas afirmaban haber tenido experiencias más intensas y novedosas que en un año con sus parejas sexuales.

Si, no lo dudéis el llamado sexo vacacional no entiende de estados sociales. Casadas, con pareja estable, separadas, divorciadas, y también el estado de ellos no es nunca un problema para vivir intensamente una relación de sexo vacacional.

Carla Mila

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *