Sexo oral. Consejos para un realizar una felación placentera

El sexo oral es sin duda alguna parte de una relación sexual completa. Tanto en de los preliminares como del sexo compartido.

El sexo oral, es para muchos hombres y mujeres algo que no puede faltar dentro de las relaciones sexuales. Desde hace muchos años, forma parte de nuestras costumbres eróticas, y es que afortunadamente atrás quedó la penetración como única manera de obtener placer.

Y esto en el caso de ellos, ya que muchas mujeres apenas conseguían llegar al orgasmo si el coito era demasiado corto y el hombre eyaculaba y dejaba a la mujer con ganas de conseguir alcanzar el clímax.

El sexo oral o francés

En España se conoce más esta técnica como “francés”, qué como sexo oral. Esto es debido a que el nombre se adoptó según varias versiones en la realización de felaciones a finales del Siglo XIX por prostitutas parisinas, que además de dar besos en la boca a sus clientes, también ofrecían la felación como servicio estrella.

Los soldados norteamericanos de la primera guerra mundial destinados en Francia, también conocieron esa manera tan particular de obtener placer, quedando perplejos de las virtudes sexuales de aquellas prostitutas. Pero es los felices años veinte cuándo el conocido como “francés” pasa de ser algo exclusivo de los prostíbulos para formar parte de las alocadas fiestas de aquellos años.

A partir de ahí, muchas mujeres francesas practicaron el sexo oral como parte de las relaciones sexuales cotidianas con sus parejas. Pero el nombre de “francés”, como sinónimo de felación dio la vuelta al mundo.

Una técnica que se fue depurando

Poco a poco, el sexo oral, se fue perfeccionando para goce de hombres que casi lo preferían antes que la penetración en las posturas sexuales más convencionales. Tanto que en la actualidad el sexo oral no sólo ya no se hace con preservativo, sino que las terminaciones, a la hora de eyacular han ido cambiando.

Muchos prefieren que el sexo oral acabe derramando su semen dentro de la boca de la mujer, otros en su cara y algunos en su cuerpo. Pero lo realmente importante es saber cómo realizar un buen francés natural independientemente de su terminación.

sexo-oral

Al comienzo la mujer alternaba los besos en el pene con la masturbación. Siendo tan sólo una especie de excitación poco común. No introducían todo el miembro en su boca, sino que alternaban los famosos besos franceses con movimientos acompasados realizados con las manos.

Pero hoy en día el sexo oral es mucho más completo y divertido. Provocando además de mucho placer en el hombre, el morbo de ver la cara que pone una mujer justo cuando le está practicando un buen sexo oral.

Sexo oral y cine porno

En la actualidad a ninguna mujer nadie le dice cómo debe realizar una buena mamada o felación. Las películas más calientes, o las escenas que se pueden ver en internet en multitud de portales, ofrecen casi, como escenas estrellas, las imágenes de un buen sexo oral que las actrices proporcionan a sus compañeros de rodaje.

Pero esto también es visto por muchos hombres que desean que se les practiquen un buen sexo oral como el que ve en esas escenas de cine para adultos. Y no lo olvidemos, no es mejor que el que sus compañeras de juegos sexuales le podrían ofrecer, tan sólo despierta una serie de deseos que no se ciñen con la realidad.

Sin embargo, para aquellos que desean que sí se vean cumplidas esas maneras de sexo oral, recurren a contratar los servicios de una escort Madrid o de otros lugares de España.

La llamada garganta profunda, que tanto excita a los hombres, consiste en la introducción total del pene en la boca de la mujer llegando hasta su laringe.

Es algo que no todas las mujeres pueden realizar lógicamente. Y es mas, parte del cine para adultos que de la realidad. Así como el hecho de tragar semen, que ni es beneficioso para la salud por las infecciones que puede contraer la mujer, han desvirtuado lo que en realidad es un buen francés natural.

Trucos y consejos

  • No convertir el sexo oral en el centro de una relación sexual por muy satisfactorio que sea para los hombres. Hay otras maneras de comenzar una buena relación sexual que no directamente con el sexo oral.
  • Lubricar el pene hará mucho más fácil el sexo oral. Usa tu saliva para extenderla según besas el pene. No escatimes en dejarlo bien lubricado para que todo sea más cómodo.
  • Utiliza las manos lo menos posible. Al principio si pueden ser buena compañeras para excitar más aún el pene, pero recuerda que los hombres también agradecen caricias y masajes mientras disfrutan de un francés natural.
  • No olvides nunca dedicarle tiempo al glande. Es la zona más sensible del pene. Comenzar con besos y lametones durante un buen rato en esa zona es altamente placentero.
  • Ve introduciendo el pene en tu boca poco a poco, pero sin olvidar los movimientos acompasados de un francés natural. No deja de ser como una masturbación, pero usando labios, lengua y boca.
  • Succiona sí, pero con cuidado. No pienses que se trata de hacerlo con fuerza, sino con delicadeza.
  • No te olvides de los testículos, también es muy agradable que les dediques un tiempo lamiendo y chupando con suavidad. Lo puedes alternar con besos en el pene.

Pero aún hay más

  • No dejes de practicar el sexo oral bruscamente. A no ser que él te lo pida y deseéis pasar a otras técnicas sexuales.
  • Cuidado con los dientes. No dejes que rocen el pene ya que puede dar al trate con un buen sexo oral.
  • Si te es más cómodo, recógete el pelo para que no te estorbe durante la práctica del francés.
  • Especial precaución con los anillos. Si al comienzo del sexo oral usas las manos, ten cuidado con ellos. Sobretodo, aquellos que pueden dañar el pene.
  • No dejes de mantener un contacto visual con tu pareja. Es altamente excitante que vea tu cara mientras realizas un buen francés.
  • ¡Y disfruta realizándolo! Nunca lo hagas por obligación. A muchas mujeres les da asco y lo peor es no ponerle ganas o tener una actitud negativa al respecto.

Disfrutar de un buen sexo oral no deja de ser la aplicación de una técnica que la mujer va cogiendo experiencia según la practique más y más veces. De ahí que muchos hombres que a sus parejas no les gusta realizar sexo oral, tarde o temprano deseen vivir la experiencia.

Muchos de ellos recurren a los servicios eróticos que ofrecen las escorts de Madrid donde el llamado francés natural es una de las prácticas más comunes. Un sexo oral que incluso puede tener una terminación en la boca de la acompañante.

5/5 (1 Review)