sexo-japon-insolitas-costumbres

Sexo en Japón. Insólitas costumbres

Sexo en Japón. Insólitas costumbres

El sexo en Japón está considerado el más distinto que se practica tanto en sus países vecinos del mundo asiático, como desde luego, el llamado occidental.

En el país nipón las costumbres más tradicionales se entremezclan con las más avanzadas tecnologías y con un sentido casi exhibicionista de la práctica de relaciones sexuales siempre con dosis muy altas de fetichismo.

No en vano la industria del sexo en Japón ocupa el segundo puesto en cuento a actividad, por lo que los ciudadanos japonés están muy ligados a ella. De ahí casi la obsesión por todo lo relacionado con la sexualidad y su emergente imaginación que les hacen tener unas prácticas sexuales de lo más insólitas.

Y es que para los visitantes al país del sol naciente, el sexo en Japón es muy diferente en todos los sentidos de la palabra. Tan sólo una visita por los distintos locales de la ciudades nos ayudará a conocerlo.

Veamos algunos ejemplos de ello:

Es en la capital, Tokio, donde podríamos acudir a locales donde lo más común, y del todo conocido, es el juego con cuerdas con una chica que se expone ante los visitantes. También otras sirven de “bandejas eróticas”. Sobre su cuerpo desnudo se disponen el sushi y otros alimentos tradicionales de la gastronomía japonesa. Es muy común degustar estas delicias a la vez que saborean la piel de la chica. Pero esta costumbre ha ido evolucionando con el tiempo, y en la actualidad no es raro ver como muchos de estos clientes intentan comer anguilas que previamente se han introducido en la vagina de la mujer.

Estos tipos de clubes son totalmente legales en Japón, siempre y cuando cumplan con las normas sanitarias que exige la ley.

Continuemos nuestro viaje por la cultura sexual japonesa, que como adelantábamos se basa en el mundo del fetichismo.

A diferencia que en occidente las esencias eróticas cumplen un papel primordial en el sexo en Japón. Por muy extraño que nos pueda parecer en el país asiático podríamos comprar sin ningún problema algunas cuyos nombres nos sorprenderán. “Axila de chica”, “periodo de colegiala” u “olor de ano de chico” son increíblemente la más demandas.

La obsesión por los olores de jóvenes estudiantes va aún más allá de las esencias en frasco, si no que también existe todo un mercado de lencería usada que las adolescentes venden a todo tipo de hombres.

Pero sin duda lo que podemos destacar del curioso sentido del sexo en Japón es que los locales de sexo no cierran las 24 horas. Cualquier momento es bueno para disfrutar. Sólo o en buena compañía.

En Tokio es muy popular el The Vibe Bar Wild One. El lema está bien claro a la entrada del club. “Ver, tocar y sentir”. Todo tipo de juguetes eróticos se exponen al servicio de los clientes que podrán disfrutar de ellos mientras toman una copa. Como curiosidad el espacio ofrece un conjunto de hasta 300 tipos de vibradores diferentes, y las muy espectaculares muñecas de silicona elaboradas con un realismo asombroso.

Pero si las ganas de disfrutar la noche no acompañan, la tv nipona ofrece desde hace años un divertido y sexual programa. Bajo el nombre de “Orgasm Wars” se emite un reality show donde los participantes tienen que lograr que otros jugadores lleguen al orgasmo en el mínimo de tiempo. Hombres homosexuales y heterosexuales se dan cita para en menos de 40 minutos conseguir tan preciado orgasmo.

El sexo en Japón no tiene nada que ver con lo que podemos encontrarnos en otros países, incluso asiáticos. Unas maneras que combinan las más ingeniosas formas tecnológicas junto con costumbres ancestrales.

 

Carla Mila

 

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *