posturas-sexuales-con-escorts

Posturas sexuales con escorts

Las posturas sexuales que se pueden tener en una pasional cita con una escort son, además de placenteras, muy variadas

A pesar que los clientes suelen demasiado clásicos a la hora de elegir las posturas sexuales, ellas les indican el camino para disfrutar de otras más novedosas y mucho más atrevidas.

Y es que precisamente las posturas sexuales clásicas no son para ellas las más placenteras y con las que no disfrutan del sexo en citas cortas o con hombres que no les preocupa el placer de las propias escorts.

Nunca hay que olvidar que las mujeres necesitan más tiempo para excitarse, pero ya logrado ese punto, las posturas sexuales son la clave para lograr el orgasmo. Si bien, son las escorts las encargadas de dar placer a sus clientes, todo irá siempre mejor si ellas disfrutan también del sexo. Y para ello, qué mejor que posturas sexuales con las que se sientan mas excitadas aún.

Posturas sexuales más comunes en las citas con escorts

Podrá parecer curioso, pero aquellos que recurren a los servicios eróticos de las escorts, al final siempre prefieren realizar el coito en las posturas sexuales más comunes. Así, las populares posturas conocidas como “El Misionero” o “El perrito”, son las dos que en el noventa por ciento de las citas ellos eligen para realizar el coito.

Sin embargo, ese mismo porcentaje no desea que sus orgasmos lleguen practicando el coito. Prefieren otros servicios eróticos como el francés natural, con eyaculación tanto en la boca de la escort, su cara o el cuerpo. También son muchos los que disfrutan eyaculando en sus pechos, tras una excitante cubana o también sobre la conocida corbata francesa. Todo ello sin contar los adeptos al sexo anal, que cada día son más.

Intercambio de posturas sexuales

Para los que adoran el sexo de calidad, y que la cita con las escorts sea perfecta, si se dejan llevar para adoptar posturas sexuales más novedosas tanto para ellos, como para ellas.

Mucho tiene que ver la excitación, como comentábamos antes, el sexo oral es sumamente placentero, pero también a ellas les encanta que sus clientes lo lleven a cabo. Hay que tener en cuenta el clítoris de una mujer tiene miles de terminaciones nerviosas que conducen al placer. Con el sexo oral, muchas escorts obtienen la lubricación y excitación necesaria para luego practicar las mejores posturas sexuales.

El llamado “69”, donde cliente y escort disfrutan del sexo oral, es altamente excitante para ambos. Por lo general, el sentir la excitación de la persona con la que se está teniendo relaciones, es altamente erótico. La mejor antesala del placer.

Siempre son importante los preliminares sexuales, como caricias, besos, masajes, tocamientos, sexo oral para después, y sin prisa alguna, disfrutar de diversas posturas sexuales. La clave está en alternar, cambiar de una a otra, no quedarse estancado en una sola, cuando a veces varias, provocan un placer mucho más intenso.

Posturas que les gustan a las escorts

Si, ellas gozan de cada encuentro. O al menos lo intentan siempre que quienes demandan sus servicios no esté por la labor de que así sea. Un sexo brusco desde el principio, querer practicar el coito con ansia o no tener un poco de delicadeza con las escorts, son las causas más comunes para que ellas no consigan sentir placer.

Pero lejos de las posturas clásicas, a las escorts les gusta las posturas sexuales donde su clítoris sienta mayor contacto con el pene y cuerpo del hombre. De ahí que realizan variantes del llamado “misionero”. Muchas de ellas se valen de sus piernas para rodear con ellas el cuerpo del hombre y sentir más fricción en su clítoris. Otras encogen las rodillas en una postura que hace más profunda la penetración. Y a algunas les gusta poner sus piernas encima de los hombros de su cliente, facilitando el coito.

También en la otra postura sexual más clásica, la llamada a “El perrito”, a veces se recuestan subiendo la zona pélvica, y en otras ocasiones acaban casi en cuquillas dejando que la penetración sea más placentera. Otra opción es quedarse de lado tumbadas, y cambiar a la llamada “cucharilla”, donde el hombre podrá desde masajear sus pechos hasta usar sus manos para excitar la parte superior del clítoris.

Es decir, realizan variantes de las más tradicionales, para su goce personal y también de sus casuales amantes.

Sin esfuerzo para ellos

Pero si ellas pueden elegir, sin duda alguna las escorts de Madrid, como son las de nuestra agencia, prefieren dos en concreto.

La primera es la llamada como “amazona”. Bien es cierto que, para realizar esta variante de las posturas sexuales, ellas tienen que tener una gran flexibilidad, algo que no les falta a nuestras chicas. El hombre se pondrá tumbado en la cama boca arriba mientras la escort se pondrá en cuquillas subiendo y bajando mientras él sólo debe dejarse llevar.

Puede requerir un esfuerzo extra a las acompañantes, pero los orgasmos serán muy placenteros para ambos.

Otra postura sexual parecida, pero con la diferencia de que las escorts no estarán en cuquillas, es la conocida como “La vaquera”. También a ellos les gusta el poder contemplar el pecho moviéndose mientras se realiza el coito, y la posibilidad de tocarlos. Y sobre todo la comodidad que todo el esfuerzo lo realizan las escorts.

A ellas les gusta porque tienen el control sobre el ritmo, la intensidad, así como la posibilidad de jugar con su clítoris mientras se realiza la penetración. En muchos casos son las posturas idóneas para escorts y discapacitados, que de alguna manera no pueden realizar esfuerzos por sus limitaciones físicas, pero sí obtener el máximo placer.

Ambas posturas sexuales suponen que todo el trabajo sexual es realizado por las escorts, pero también tiene sus recompensas. Obtener un intenso placer al estimular el máximo de terminaciones nerviosas de su clítoris y su vagina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.