El perezoso. Una placentera postura sexual

El perezoso. Una placentera postura sexual

El perezoso. Una placentera postura sexual

El perezoso es de las posturas sexuales más comunes y por ello no menos placentera. Estamos seguras de que la habéis practicado en cientos de ocasiones. Pero ¿que tiene esta postura sexual que la convierta en una de las favoritas de cientos de parejas?.

Fundamentalmente dos cosas: En primer lugar que el ritmo de la relación lo toma la mujer, no el hombre como viene siendo lo habitual, de ahí su nombre. Y por otro lado asistimos siempre a una penetración profunda siempre al antojo de ellas.

La postura del perezoso viene siempre dada después de los más sugerentes preliminares, una vez que ambos miembros de la pareja están bien excitados y sus cuerpos requieren de la penetración. Por ello no es extraño que antes se hayan producido felaciones, caricias, masajes, besos y todo lo necesario para desear pasar a una relación más intensa.

Lo normal es que el hombre esté boca arriba tumbado encima de la cama, mientras su compañera se sienta encima de sus genitales. Ella adoptará una postura casi de cuclillas, cogerá el pene para poder dirigirlo a su antojo hacia su clítoris donde disfrutará antes de la penetración. Más adelante, y casi como si realizara sentadillas, irá bajando y subiendo más y más rápido o más intenso. Ella marcará el ritmo que le de placer, aquel que siempre deseó sin necesidad de tener prisa por llegar al orgasmo, pero tampoco sin parar en estos sensuales movimientos. De ahí que la postura del perezoso está pensada para que la mujer marque siempre la intensidad deseada, que nunca será del desagrado de su amante que tan sólo se dedicará a disfrutar.

Otras ventajas que ofrece la postura del perezoso es que en ningún momento se pierde el contacto visual. La mirada de placer siempre es algo que nos lleva a una excitación aún mayor. Pero también el hombre podrá jugar sin ningún problema con el pecho de ella, o si lo desea masajear su culo y ayudarla a una penetración aún mayor.

Lo habitual es que la mujer deposite sus manos en cortos periodos de tiempos en el torso del hombre, algo poco probable en otras posturas sexuales. A ellos también les gusta que acaricien sus pezones o que sientan presión sobre ellos.

El perezoso es sin duda una de las posturas sexuales más excitantes y donde el placer siempre estará asegurado. Por ello no es de extrañar que sea la posición que tantas parejas adopten en sus relaciones sexuales.

Carla Mila.

https://www.carlamila.es

 

 

 

 

Etiquetas: , ,


2 thoughts on “El perezoso. Una placentera postura sexual

  1. Mary dice:

    Pues efectivamente, como bien dices, es de esas prácticas que realizas ciento de veces, pero que no sabía que se denominara así.
    Besicos

    1. carlamila dice:

      Si, tiene otros nombres, pero en muchas Comunidades españolas se le denomina así.
      Se comenta que el término proviene de Latinoamérica. Fue introducido por los primeros indianos que regresaron de allí. También de inmigrantes, que lo han popularizado más.
      En el Sur y Canarias se usa con mayor frecuencia.
      Gracias por tu visita y comentario.
      Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *