Narcisistas sexuales, más que hombres dominantes

Narcisistas sexuales, más que hombres dominantes

Narcisistas sexuales, más que hombres dominantes

Narcisistas sexuales son aquellos hombres donde todo lo bueno que pasa en torno a las relaciones sexuales es por sus propios méritos y nunca por la relación en sí.

No nos referimos a hombres cuya tendencia se más bien dominadora en el sexo, sino a un tipo de persona que según va evolucionando la sexualidad en la pareja adopta un rol machista y creyente de que es su poder sexual el que hace posible las buenas relaciones sexuales.

Normalmente este tipo de hombres, los denominados narcisistas sexuales, son muy difícil de detectar al comienzo de una relación. Es más, su ego empieza a subir poco a poco, de manera casi invisible para los ojos de su pareja, quien tiende a admirar la “supuesta” seguridad en sí mismo. En cada una de las relaciones va dejando una pequeña señal casi imperceptible de su conducta, por lo que a la larga es un verdadero peligro emocional para quienes los tienen como pareja sentimental.

¿Cómo reconocerlos?

Para prevenir una relación que inevitable vaya pronto al traste, es necesario prestar atención a unos patrones de conducta que pueden parecer totalmente normales, pero que encierran una personalidad propia en este tipo de hombres. Por ejemplo, no se dejan aconsejar ni casi admiten opiniones de su pareja en temas tan diversos como el gusto por la ropa o por el cine. Su elección es siempre irrevocable y de ahí su comportamiento narcisista, donde ellos creen que son los mejores en todo, incluido el sexo.

También suelen pasar lentamente de preocuparse por el placer de ambos, para poco a poco ir sólo al interés por el suyo, ya que consideran que su presencia es más que importante para su pareja. La dominación sexual va lentamente brotando hasta llegar a ser hombres que pretenden crear más que compañeras sexuales o sentimentales, verdaderas sumisas.

La necesidad de escuchar lo bien que hacen las cosas, incluido el sexo, es casi una necesidad para ellos. Reforzar su ego es importante, y lo que inocentemente puedan ser palabras de halago o de cariño pasarán a ser demandas en todos los aspectos, pero más en el sexual, donde se consideran los mejores amantes que una mujer pueda encontrar, de ahí su nombre, narcisistas sexuales.

El verdadero peligro de estos hombres es que no buscan el amor, simplemente el sexo como vínculo de pareja. Esta insatisfacción emocional les convierte en personas poco estables, insatisfechas, irascibles y en ocasiones con comportamientos violentos.

Carla Mila.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *