Lluvia Dorada en Madrid

¿En qué consiste la lluvia dorada?

La lluvia dorada es uno de los servicios más comunes que practican nuestras escorts de Madrid. Si, algo que para muchos es repugnante es para otros fuente de placer. Se le llama así al hecho de orinar encima del cuerpo del cliente cuando él lo requiere. Normalmente es la escort quien se pone de pie para así verter su orina sobre cara, boca o cuerpo de quien requiere este servicio.

Su nombre correcto es la Urolagnia, una parafilia en la que una persona disfruta de orinar sobre su pareja sexual o de ser orinada.

Por lo general, quienes solicitan lluvia dorada a las escorts, son personas amantes del BDSM, e indica una postura de sumisión.

Sentir la orina tibia como cae sobre él, es para ellos un deleite. Sin embargo, no suele suceder al contrario. Rara es la escort que le guste recibir una lluvia dorada si no está inmersa en el mundo del BDSM.

Lluvia Dorada en Madrid

Lluvia Dorada en Madrid
Consejos para una buena lluvia dorada

Las escorts de Madrid que ya han practicado en varias ocasiones la lluvia dorada a solicitud de sus clientes, saben que deben estar preparada para que esta se produzca tal y como se desea. La ingesta de agua previa al encuentro debe ser un poco más elevada de la habitual, o también de fruta, que conseguirá elevar las ganas de orinar. El lugar elegido también es importante. Para muchos es el baño el sitio favorito, ya que después de recibir la lluvia dorada sobre su cuerpo, pasan directamente a la ducha. Hay que tener en cuenta que al realizar una lluvia dorada todo se pondrá perdido, por lo que la elección del lugar es algo importante. El placer que los clientes sienten tras recibir una lluvia dorada no va relacionado con la cantidad de orina que se desprende sobre ellos por parte de las escorts. Por ello tampoco conviene soltar chorros sin parar.


¿Qué no hacer durante la lluvia dorada?

Al tratarse de un servicio previamente pactado, las escorts de Madrid seguirán un guión establecido en los encuentros con los clientes, y tan sólo llegado el momento de que deseen recibir la lluvia dorada sobre sus cuerpos, se procederá a ella. Ni antes ni después. Tan sólo el que la escort no tenga ganas de orinar en ese instante será lo que pueda postergar el servicio. Tampoco es conveniente realizar una ducha dorada en un lugar que podamos estropear. De hecho la cama no suele ser el sitio elegido. Muchos clientes sin embargo así lo requieren, y lo que hacen es cubrir antes con unas sábanas de plástico todo el colchón. Tras realizar este servicio no se debe evitar pasar por la ducha, si no las escorts de Madrid no volverán a tener un contacto directo con el cuerpo del cliente. Es importante lavarse bien. Hay que tener en cuenta que la orina es una fuente natural de gérmenes, y si el cliente ha deseado que también inunde su boca, nunca estará de más un profundo cepillado de dientes y una buena limpieza a base de enjuagues.

Lluvia Dorada en Madrid