la-erotica-femenina-en-la-voz-y-las-palabras

La erótica femenina en la voz y las palabras

Quizá en la mayoría de las ocasiones pasa desapercibido el tono de voz de las mujeres y hombres cuando comienzan a conocerse, pero es algo muy importante cara a una posible relación.

Nuestra voz puede ser el arma secreta de seducción, así como la manera de hablar. Si no es femenina, y en el caso de los hombres si es aflautada, desprenderá rechazo ya que los cánones eróticos se basan en voces dulces en ellas y graves en ellos.

Ya en la intimidad, la voz y las palabras juegan un papel importante a la hora de avivar el deseo y de ponerle un toque sensual a las relaciones sexuales. Hay quienes prefieren que sus parejas cambien su manera de hablar para pasar a ocupar un rol más agresivo. Lo que se conoce como “palabras sucias”. Por el contrario, otras personas desean lo opuesto, es decir palabras dulces y cariñosas. De cualquier manera, muchos de los clientes de escorts pueden ver en las webs internacionales si la chica ha marcado la casilla de que entre sus servicios está la posibilidad de usar las llamadas “palabras sucias”. Y es que no a todos les excita la dulzura o el sentido romántico de una relación casual.

Sexo y comunicación

El mejor sexo necesita buena comunicación, sea o no a través del lenguaje. Pero sin duda alguna, el buen entendimiento llevará siempre a un conjunto de sensaciones más placenteras que una relación fría y distante. Nuestros sentidos podrán ser partícipes de cuanto suceda en las relaciones sexuales, y por supuesto el del oído también necesita escuchar estímulos eróticos.

Así, las escorts de Madrid, conocedoras de las mejores armas de seducción femenina, cambian su registro dependiendo de los deseos de sus clientes. Podrán ser dulces y muy cariñosas durante los preliminares sexuales, hasta pronunciar “palabras sucias” si es lo que prefiere sus amantes ocasionales. Y en este sentido los hay para todos los gustos. Desde lo más románticos amantes de susurros al oído, besos pasionales y dulces palabras, hasta los que se excitan escuchando como grita una escort al llegar al orgasmo.

Pero ellas siempre optarán por mantener las formas en todos los sentidos siendo naturales en el uso del lenguaje, a no ser que se les demande lo contrario. Cualquier manera es válida y respetable, si sirve para crear una mejor comunicación que haga del encuentro un tiempo repleto de placeres y buenas sensaciones sexuales.

La voz como arma seductora

Tal y como mencionábamos al principio, el tono de voz de una escort es junto con su físico, la primera manera de exponerse frente a los hombres. Tan sólo con su forma de saludar podremos saber cómo es su voz. Siempre que sea natural y no fuerce un tono inadecuado, producirá buenas sensaciones. Pero la naturaleza nos da a cada persona una serie de rasgos que, junto a la educación recibida, podrá provocar la voz más sensual del mundo. También ocurre lo mismo con los hombres, que, con tan sólo mencionar unas palabras, se convertirán en la primera señal de su propia personalidad. Ambos se exponen a que no guste, pero siempre que no sea un cariz falso el que se use al hablar, se suele convertir en un importante elemento de atracción sexual.

Tanto a mujeres como a hombres, les gusta bajar la intensidad de su voz en los momentos más dulces de un encuentro. Así, durante los preliminares sexuales, las escorts susurran al oído a hombres deseosos de disfrutar de la compañía. Si fuese al contrario, es decir si elevara el tono, gritara o chillara desde el principio, el erotismo se esfumará en segundos. En realidad es sexo sin amor, pero no por ello menos pasional.

El contenido del lenguaje

Tanta importancia tiene el tono y la voz, como el contenido de nuestras palabras desde que comienzan los juegos más sexuales. En el punto medio está la virtud y prueba de ello es que no suele gustar a nadie que se cambie drásticamente la manera de hablar para pasar a un lenguaje agresivo. Hay que saber referirse a cada miembro de nuestros cuerpos con la espontaneidad con la que hablamos fuera del sexo. Una verdadera escort de lujo de Madrid jamás usará palabras malsonantes o vulgares, pero tampoco utilizará términos cursis o fuera de uso. Siempre la naturalidad debe estar presente en todo momento, que junto con su tono de voz y erotismo hará del encuentro todo un mundo de placer para quién solicita sus servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.