excitar-el-pecho-femenino-consejos-para-ellos

Excitar el pecho femenino. Consejos para ellos

Excitar el pecho femenino no se hace siempre de la manera que a las mujeres más le gusta. Una buena comunicación y complicidad siempre ayudará.

Para excitar el pecho femenino no tan sólo basta con masajearlo sin parar. De hecho, este es uno de los errores mas comunes entre los hombres que piensan que a las mujeres les gusta así. Existen más de una manera para excitar el pecho femenino que no pasa por ese constante masaje interminable y a veces realizado con demasiada fuerza. Descubrir la manera de cómo le gusta a cada mujer, es tarea del hombre.

Muchas parejas que se entienden a la perfección en el terreno sexual, suelen indicar al otro que es aquello que más les agrada y lo que deberían mejorar o realizar de otra manera. No cesamos de repetir que la comunicación es clave para unas relaciones sexuales plenas y placenteras.

Sin embargo, la gran mayoría sigue actuando casi a ciegas, como consideran que es mejor. Pero no siempre se consigue excitar el pecho femenino como sería correcto para ella. Pecho y pezones son, junto al clítoris, las zonas más erógenas de la mujer. Y al igual que si intentamos cambiar de postura en el coito, buscar siempre maneras diferentes, lo mismo debería ocurrir con la excitación del pecho de la mujer.

¿Por qué esa obsesión con el pecho de la mujer?

El pecho femenino es quizá el centro de la sensualidad femenina. Todo hombre se siente atraído por ellos. Lamerlos, tocarlos, masajearlos o jugar con ellos, es algo inherente a su sexo. Desde que nacemos el pecho femenino es el primer contacto con el cuerpo de la mujer. Muchas teorías recalcan la importancia de la segregación de oxitocina en la época de lactancia, algo que junto al propio alimento producía un gran placer para ellos. Pero como el cerebro humano siempre retiene los impulsos que en su día fueron muy significativos, a lo largo de su vida siempre se sentirá atraído casi de manera inconsciente por el pecho femenino.

excitacion-pecho-femenino

En su propia evolución personal el hombre nunca dejará de llamarle la atención un pecho bonito, sin que este sea muy grande o más pequeño. Cada cual tiene sus gustos. No siempre el tamaño, que tanto preocupa a muchas mujeres, es lo que más les atrae. Si no la sensualidad y deseo sexual que despierta en ellos.

De hecho, las primeras caricias y los continuos lamidos a los pezones no dejan de ser algo similar a los gestos de la lactancia. De esto se deriva la idea que el primer contacto con el pecho femenino en el sexo no es por la excitación sexual de la mujer, sino por su propia atracción a sentir el placer de tocar y jugar con sus pechos. Algo realmente excitante para ellos.

Maneras de excitar el pecho femenino

Caer en la rutina de excitar el pecho femenino siempre de la misma manera, y además acortando cada vez más el tiempo de duración, es algo que sufren muchas mujeres. No hay que olvidar que tanto pecho como pezones son una de las zonas donde la mujer posee más terminaciones nerviosas tan excitantes como el propio clítoris. Por ello es importante conocer diferentes maneras de jugar con sus pechos.

Muchas de ellas alcanzarán el orgasmo sin necesidad de penetración o de otras técnicas sexuales. Tan sólo sabiendo como excitar su pecho, alcanzarán el climax para sorpresa de muchos hombres. Aunque siempre es aconsejable no centrarse sólo el pecho, si no también tener en cuenta en los juegos sexuales otras zonas erógenas de la mujer.

Excitar el pecho femenino de la mejor manera, no es algo difícil si nos ceñimos a una serie de pautas y un poco de imaginación.

Juega también con las palabras

El tamaño del pecho, su forma, el paso de los años puede ser uno de los motivos por los que muchas mujeres no se exhiben demasiado durante el sexo. Es importante por lo tanto subir esa autoestima y mientras tienen lugar los preliminares eróticos de toda buena relación sexual, dedicarle unas palabras dulces y estimulantes sobre su pecho. Esto será, sin duda, el mejor comienzo para excitar el pecho femenino de la mejor manera.

No vayas directamente a los pezones

Si antes mencionábamos lo sensible que es el pecho de la mujer y las terminaciones nerviosas que pueden hacerle llegar al orgasmo, son los pezones la zona donde mayor sensibilidad se acumula. Por ello, no es aconsejable lanzarse como un animal a lamerlos ni aplastarlos.

Esto, que muchos hombres piensan que es excitante para la mujer, puede provocar la bajada de la excitación sexual de la mujer. Entre los servicios eróticos de las escorts de Madrid  también algunos contemplan el juego con los pechos. Sin embargo muchos de los clientes de las acompañantes de lujo tienen una mala costumbre: agarrar el pecho con demasiada fuerza. El resultado es que desde ese momento un encuentro sexual que prometía ser muy placentero para ambos, puede quedar en algo satisfactorio sólo para ellos. De igual manera hacen con otros servicios cuya arma de conquista son los pechos femeninos, como por ejemplo la cubana o la corbata francesa.

Pero volviendo a los pezones, antes de jugar con ellos, es importante sujetar con delicadeza la zona inferior del pecho femenino. Subirlo un poco, a la vez que se deben comenzar los suaves masajes.

masaje-pecho-femenino

Lamer pero no morder

Otra de las acciones a evitar antes de lamer los pezones, es intentar no morder el pecho. Su sensibilidad y delicadeza puede resultar muy doloroso para la mujer, y más al principio de la relación sexual. Este es también una de las acciones que más repiten muchos hombres pensando que así estimulan mejor a sus parejas. Pero no es así. Es más común que aparezca el dolor que la excitación.

preliminar-sexual

Sin embargo, a otras mujeres si les gusta un sexo más salvaje donde cabe desde morder los pezones hasta el uso de pinzas especiales para ello. Pero no es lo más frecuente. Lo habitual es que sientan la boca del hombre succionando levemente esa zona del pecho una vez que la relación sexual haya cogido su momento mas álgido.

La llamada areola, zona que rodea a los pezones, debe ser besada y lamida con suavidad, pero siempre que notemos que estos están excitados y duros. Nada más sensual que ir dibujando sobre su piel besos en forma circular a la vez que se acarician otras partes del cuerpo de la mujer. Este debe ser siempre el objetivo para lograr excitar el pecho femenino y por lo tanto hacer disfrutar a tu pareja.

Carla Mila