escorts-y-strippers-el-alma-de-las fiestas

Escorts y strippers. El alma de las fiestas

Escorts y strippers en muchas ocasiones se confunden entre los sonidos de la noche de los locales de ocio. Bailar de manera sensual, también puede ser en privado.

Escorts y strippers son dos trabajos bien diferenciados que jamás hay que confundir. El hecho de que una chica baile ligera de ropa, hasta desnudarse, arriba de un escenario no es sinónimo de ser una puta de lujo. En muchas ocasiones son sólo jóvenes que contonean sus trabajados cuerpos, pero en otras muchas veces, también trabajan de manera discreta como escorts.

Lo que antes se denominaba “gogó de discoteca”, ahora parece que todo el mundo quiere llamar strippers a pesar de que no se quiten la ropa en sus bailes.

No con ello queremos generalizar. Por supuesto que no todas las strippers son putas de lujo. A algunas les fascina el baile, en esta faceta, se preparan para ello, y no quieren saber nada de los hombres que acuden a los locales.

Las strippers son para muchos hombres, lo que más les atrae de la noche de Madrid. Conocerlas, hacerse sus amigos, es parte de la diversión para muchos. Ellas, lógicamente, se cansan de que sean sólo sus encantos físicos los que admiran y no su manera de bailar. Otras, por el contrario, bailan de manera esporádica en el circuito de locales de Madrid. Y es ese su “escenario” para captar clientes con los que terminarán la noche juntos.

Animan la fiesta para todos, pero al final más íntimamente la de uno de ellos.

Chicas con cuerpo fitness

Las strippers realizan un trabajo admirable, ya que son muchas horas las que se pasan bailando para el público presente en una sala de ocio. Para ello se requiere una preparación física que muy pocas obtienen. Horas y horas de gimnasio, que, junto al propio baile, hacen que al final tengan esos cuerpos donde no hay un gramo de grasa. También las escorts de Madrid tienen por costumbre ir cada día a mantener su cuerpo en el gym en perfectas condiciones físicas. No en vano es su mejor arma de trabajo. Escorts y strippers en ese aspecto, mantienen la misma rutina diaria. Pero son las strippers la que deberán ser más discretas a la hora de ejercer también como putas de lujo en Madrid. Esto es debido a que las salas de ocio no ven con buenos ojos que una de sus strippers además trabaje como escort.

La noche de las strippers y las escorts

En Madrid salir de noche un grupo de amigos, siempre tendrá como objetivo intentar llevarse a alguna chica a la cama. Junto con el alcohol, el sexo es la diversión de la noche madrileña. Pero cuando ya va llegando una hora que sus planes no se cumplen, entran en juego las putas de lujo de Madrid. La mayoría de ellos conocen a las agencias que tienen escorts disponibles las 24 horas del día. Y los apartamentos concertados y domicilios, siempre son un buen recurso para tener sexo con ellas.

Se trata de que la fiesta continúe, sea como sea, y si hay que pagar a putas de lujo de Madrid, se paga. Todo menos irse a dormir sin que sus planes se cumplan.

Antes de la pandemia había lugares específicos donde muchas escorts acudían en busca de clientes, pero como muchos locales de ocio, no han aguantado el cierre. Ahora se ha puesto de moda las fiestas en casa, donde todo está más controlado para las escorts y por supuesto para las strippers que también trabajan como putas de lujo. Conocen a los clientes, saben que no les ocurrirá nada en su compañía, y además tienen amigas escorts con las que montan una fiesta privada en cinco minutos.

En definitiva, todos y todas de alguna manera se van conociendo entre copas y son las strippers las que comienzan a calentar el ambiente con sus excitantes bailes eróticos. Todo un logro para muchos hombres que las han visto bailar durante noches enteras y pueden ser suyas a cambio de una tarifa que ellas previamente cobran.

Ni que decir que las strippers y escorts viven dentro de un ambiente parecido, el de la noche más diversa y sexual que se puede encontrar en Madrid.

Striptease privado, un servicio de escorts

Muchas escorts de Madrid ofrecen dentro de sus servicios eróticos, el striptease privado. Una manera de romper el hielo mucho más excitante para quien las contempla despojándose poco a poco de su ropa. Algunas incluso llevan en su móvil la música ideal para esos momentos de intenso erotismo.

Los clientes no lo suelen demandar con mucha frecuencia, pero desde luego lo agradecen más de lo que era de suponer.

Ver bailar a una chica joven, con un cuerpo bonito, de manera sensual, es sin duda la mejor toma de contacto que se puede tener con una escort de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.