el-agosto-de-las-acompanantes-de-lujo-en-madrid

El agosto de las acompañantes de lujo en Madrid

Hacer el agosto, es una expresión que se usa cuando todo viene bien dado. En el caso de las acompañantes de lujo de Madrid este verano ha sido un éxito

Hacer el agosto, es una expresión que se usa cuando todo viene bien dado. En el caso de las acompañantes de lujo de Madrid este verano ha sido un éxito

La crisis que atravesamos no se ha visto reflejada durante los meses estivales al menos en ciudades como Madrid. Todos sabemos que la capital queda desierta sobre todo en agosto, siendo muchos los que huyen de las altas temperaturas y con ganas de pasar unas buenas vacaciones.

Pero si muchas escorts que habitualmente trabajan en Madrid han querido probar suerte en zonas veraniegas donde el flujo de personas es mayor, las que decidieron quedarse, han hecho literalmente el “agosto”.

El turismo en Madrid

De los poco más de dos millones de extranjeros que visitaron Madrid el pasado 2021, este año la cifra se ha multiplicado casi por cuatro. Muy cerca del récord de los casi ocho millones que se obtuvieron antes de la pandemia.

Y a pesar de las olas de fuerte calor, de esta cifra, casi el ochenta por ciento visitaron la ciudad por ocio, mientras que durante el resto de meses del año los motivos para venir a Madrid son fundamentalmente laborales.

Ambos son buenos motivos para disfrutar de los encantos de la capital y por supuesto de las acompañantes de lujo de Madrid.

Eventos como la pasada cumbre de la OTAN supuso todo un escaparate de las posibilidades de disfrutar de una moderna ciudad europea como es Madrid. Es más, muchos de los que vinieron al congreso, este año han decidido conocer mejor la ciudad, sin reuniones de trabajo y con la posibilidad de tener la dulce compañía de una de nuestras escorts de lujo de Madrid.

Clientes de acompañantes de lujo

El perfil del cliente que ha solicitado los servicios de las acompañantes de lujo de Madrid es de hombres maduros y adinerados. Pero si ello le sumamos la circunstancia de que su poder adquisitivo es mucho más alto que el español, da como resultado que no repara en el tiempo que las acompañantes de lujo de Madrid cobran por horas.

Desean disfrutar, y a lo grande, ya que no suelen ser citas con fines sexuales solamente, sino solicitan la agradable compañía de escorts educadas, elegantes y con buena educación.

Muchos se sienten atraídos por la gastronomía española, y qué mejor que compartirla con una bella acompañante de lujo de Madrid.

Otros por el contrario desean pasear y conocer el Madrid más tradicional. Visitas culturales que un turista en Madrid no debe perderse, por lo que en multitud de ocasiones las también ellas hacen gustosamente el papel de guía.

El encanto de las acompañantes españolas

Aquellos que deciden elegir como destino vacacional España, y no dejar de estar unos días en Madrid, buscan por lo general a acompañantes de lujo españolas. Pueden comprobar que, en sus fichas de agencia, saben perfectamente inglés y otros idiomas. Además, las extranjeras que pueden encontrar no son las ideales para sus intenciones, tal y como hemos explicado antes. En el caso de las chicas latinas, además de no ser grandes conocedoras de Madrid, en muchas ocasiones no dominan la lengua inglesa. Por lo que la comunicación se convierte en un gran obstáculo.

Las españolas tienen fama por todo el mundo. En primer lugar, por su belleza, también por su manera elegante de vestir y no menos por tener un carácter abierto y acogedor.

Una buena compañía lo es todo

Degustar un vino español, probar los platos más tradicionales de nuestra famosa gastronomía y visitar el Madrid monumental, no sería lo mismo si no fuera por la compañía de una preciosa acompañante de lujo de Madrid.

El plan perfecto para cualquier hombre que se precie de tener gustos refinados, y que además puedan permitirse el lujo de contratar los servicios durante días y noches de una de escort de lujo española.

Y si al final del día, ya en la habitación del hotel, el sexo de calidad se convierte en el protagonista, para qué pedir más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.