Cosquillas eróticas y masajes

Cosquillas eróticas y masajes

Las cosquillas eróticas y los masajes, suelen ser parte del juego sexual que precede al coito, es decir, durante los preliminares.

Está comprobado que comenzar una relación sexual de excelente humor potencia cada una de las sensaciones posteriores, a la vez que las caricias y masajes abren esa puerta a la excitación.

No está nunca demás que como dos adolescentes, se proceda a buscar aquellos puntos del cuerpo de nuestra pareja donde las cosquillas sean más profundas o casi insoportables. Bien, pues debemos aprovechar esa mezcla de sensaciones para insistir más, y a veces no sólo con las manos, sino también a través de dulces besos o suaves masajes.

En multitud de ocasiones, y si tenemos un poco de tacto, esas zonas casi “prohibidas” para las cosquillas eróticas, se pueden convertir en las más erógenas de nuestra pareja o de nosotras mismas si nuestro amante consigue excitarlas en lugar de abusar de las cosquillas con las manos.

Tanto para ellos como para ellas, se recomienda un determinado masaje llamado “patas de araña”. No nos estamos refiriendo a nada novedoso, ya que simplemente se trata de utilizar las yemas de nuestros dedos como las patas de una araña y comenzar a recorrer el cuerpo de nuestra pareja de manera lenta, suave, pero excitante. En nuestra intuición y en las reacciones sabremos donde detenernos un poco más, intensificar quizá la presión o simplemente pasar de largo.

En cualquier caso todo nuestro cuerpo está repleto de terminaciones nerviosas que pueden conducir a la excitación, así que a la hora de realizar este sensual recorrido no debemos descuidar ninguna. Desde el mismo cuero cabelludo hasta la punta de los dedos de los pies, “la araña” debe recorrer su largo y excitante camino.

Siempre se ha recomendado a los hombres que practiquen esta técnica con sus parejas, ya que las mujeres son más receptivas a estos juegos. Además ellos se dejan llevar menos por la imaginación que las mujeres en cuanto a los preliminares, por lo que realizar estas caricias con sus dedos será sin duda uno de los mejores preliminares que pueda tener una mujer.

Carla Mila

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *