Coreorgasmos. Gimnasia y orgasmos femeninos

Coreorgasmos. Gimnasia y orgasmos femeninos

Coreorgasmos. Gimnasia y orgasmos femeninos

Coreorgasmos es el término que se utiliza para la manera de alcanzar el clímax a través de ciertos movimientos que se realizan durante la actividad de la gimnasia o el fitness.

Sí, no es un mito es una realidad. Muchas mujeres consiguen un gran placer realizando ciertas prácticas de gimnasia e incluso de yoga, y lo curioso es que suelen afirmar que a veces son más placenteras que las conseguidas a través de la masturbación tradicional.

Normalmente no se busca. Es decir, ninguna realiza estos ejercicios fuera de mantenerse en formal, pero lo cierto es que se realizan actividades durante la actividad física que consiguen estimular tanto a la mujer, que al final se consiguen los llamados coreorgasmos.

Pero si lo que deseas es combinar el mantenerse en forma con un poco de placer, los pasos a seguir no son nada complicados.

En primer lugar debemos poner en marcha nuestro corazón. El aumento de la frecuencia cardíaca se consigue rápidamente. Tan sólo unos veinte minutos son necesarios para que el cuerpo desprenda hormonas que además también ayudará a nuestro cerebro para estar más predispuesta a sentir los placeres.

Después será la zona del abdomen la que tocará ejercitar. Nuestros músculos comenzarán a ponerse a tono casi sin darnos cuenta y por consiguiente las contracciones del suelo pélvico aumentarán. La predisposición a los coreorgamos será mucho mayor.

Todos estos preparativos se deberán ejercer sin prisa alguna. Es importante no obsesionarse con la búsqueda del orgasmo a través del ejercicio. Normalmente suelen venir solas, y cada mujer conseguirá conseguir el coreorgasmo de manera distinta.

Así bien, los ejercicios donde mayor número de sensaciones placenteras se producen, son aquellos donde también gozamos al realizarlos fuera de conseguir la excitación.

Para comenzar, prueba con las espalderas. Colocar tus piernas en un ángulo de 90 grados estimulará con rapidez tu cuerpo. Después ve aumentando poco a poco el número de movimientos hasta que notes como el orgasmo se acerca.

También en la práctica de abdominales muchas encuentran el placer. Una esterilla colocada debajo de nosotras conseguirá además una mayor comodidad y por lo tanto un mayor disfrute sexual. Siempre será las piernas nuestras mejores aliadas, y el roce entre ellas el desenlace más definitivo.

La postura de estar tumbada en el suelo, levantando cada pierna de manera simultánea sin realizar ninguna pausa, suele ser una de las preferidas de las mujeres que han descubierto las sensaciones más excitantes gracias a los llamados coreorgamos.

Obtener un cuerpo perfecto no está reñido con disfrutar del sexo. Es más puede llegar a ser la combinación perfecta.

Carla Mila.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *