zonas-erogenas-masculinas-mas-alla-del-punto-p

Zonas erógenas masculinas. Más allá del punto P

Muchos hombres descubren cada día nuevas zonas erógenas masculinas de manos de escorts de lujo que saben como estimularlas

Las zonas erógenas masculinas más placenteras son muchas, quizá más de las que los propios hombres conocen si no es con el estimulo sexual de una mujer. Si nos paramos a pensar un momento, ya sólo en la masturbación el hombre se limita a estimular el pene y hacerse la conocida “paja”. Por el contrario, la mujer no sólo se excita tocando sus genitales, también se masajea casi todo su cuerpo. Pecho y pezones incluidos y se vale de juguetes eróticos para llegar mucho más allá en la propia masturbación.

El papel de la mujer en la excitación sexual plena

Ellas son mucho más conscientes de sus zonas erógenas en comparación con los hombres. Hasta en la autosatisfacción consigue orgasmos que pueden llegar a ser muy placenteros y completos. Ellos se limitan a estimular el pene, como si sólo fuera una las zonas erógenas masculinas. Una buena sexualidad, con la colaboración de la mujer, llevará al hombre a sentir más sensaciones placenteras.

El famoso punto “P”

Ríos de tinta se han escrito sobre el famoso punto “P”, llamado así porque se localiza en la próstata del hombre. Pero el acceso a él, lógicamente por el ano, lo convierten en una zona que para muchos no es sinónimo de placer. También se intenta emular como una de las zonas erógenas masculinas más placentera, en comparación con el punto “G” femenino. Pero como decimos el estimularlo no es tan sencillo como el punto más erógeno de la mujer. A la zona donde se encuentra la próstata lógicamente tan sólo se puede acceder a través del recto lo que no es del agrado de muchos hombres. También algunos que han probado su estimulación, con el fin de obtener un placer mucho más intenso que el de la eyaculación tradicional. Pero no han quedado tan contentos como preveían. Y es que la mujer juega, como en toda relación sexual, un papel fundamental a la hora de realizar lo que se llama un masaje prostático. Son las escorts las verdaderas expertas en llegar con suavidad a la zona siempre utilizando un suave lubricante, localizarlo y estimularlo en condiciones. Con cuidado de no rasgar la zona con las uñas y sabiendo cómo deben actuar en todo momento.

Una técnica sexual que muchos desconocen

En cualquier caso, el punto “P” si es una de las zonas erógenas masculinas, a pesar de los muchos reparos que los hombres ponen por poner en entredicho su “virilidad”.

Pero viajemos por la anatomía masculina y destacamos esas zonas erógenas masculinas que si gustan a todos.

Preliminares sexuales

Al igual que a las mujeres nos gusta que los hombres besen y laman todo centímetro de nuestro cuerpo, los hombres también agradecen que se les estimulen sus zonas erógenas masculinas que muchas mujeres desconocen.

Tan sólo las buenas amantes o las escorts de lujo, conocen perfectamente las reacciones del placer de los hombres si disfruta de unos preliminares sexuales repletos de besos y masajes. Para empezar, y a diferencia de las mujeres, a los hombres les estimula mucho los masajes por su cuero cabelludo. Sí, la cantidad de terminaciones nerviosas hacen que el deseo y la pasión comiencen a encenderse simplemente con un correcto masaje por su cuero cabelludo que además liberará tensiones acumuladas. Una de las zonas erógenas masculinas que muchas mujeres desconocen, y por lo tanto pasan por alto.

Y en esta antesala del sexo, son sus labios una de las zonas más sensibles de su cuerpo. Besos de todo tipo siempre serán bienvenidos, pero particularmente les excita coger entre sus labios la lengua de la mujer y realizar movimientos que emularán el coito. O, al contrario, la mujer también podrá hacer lo mismo para darle aún más intensidad a los pasionales besos.

Sexo con escorts de lujo

Las escorts de lujo que practican el llamado GFE (Girlfriend Experience, acrónimo en inglés) o trato de novia, conocen muy bien como con la técnica de besos de este tipo, los labios del hombre se convierten en una de las zonas erógenas masculinas más excitables.

Pero sin salir de los preliminares sexuales, una de las zonas más erógenas masculinas es el cuello. Besos y caricias servirán para una perfecta estimulación. Aquí el hombre coincide con la mujer, salvo con la diferencia que la zona de la nunca es para ellas también un punto muy sensible respecto a ellos. También los mordiscos pequeños en la zona de los lóbulos de las orejas harán las delicias de todo hombre. Algo que una buena amante no debe dejar pasar por alto.

La importancia de los pezones en el hombre

Los pezones de los hombres no tienen la misma sensibilidad que la de las mujeres, que incluso sabiéndolos estimular de manera sensual, pueden ellas llegar al orgasmo. Pero a ellos les encanta que también reparen en ellos y en su torso. Un buen momento para ello es durante estos preliminares . Siempre antes de seguir bajando a sus genitales, las verdaderas zonas erógenas masculinas de gran importancia.

Pene y testículos. ¿Cómo estimularlos?

Decíamos al comienzo que muchos hombres tan sólo se centran, como si fueran las únicas zonas erógenas masculinas, en el pene y en los testículos. Ya hemos visto que hay muchas otras zonas que no debemos pasar por alto.

Respeto a sus genitales, no basta tan sólo con masajearlos con la mano para una ideal estimulación. Ellos buscan nuevas maneras de obtener placer, y coger el pene y hacerle una masturbación. Esto no es algo que se salga de lo cotidiano y aburrido.

Muchos recurren a acompañantes para probar los placeres que produce una sugerente felación natural, sin preservativo, y que muchas mujeres se niegan a realizar a sus parejas.

felacion

La felación también es un arte y junto con el masaje testicular convierten a estas zonas erógenas masculinas, en el epicentro del placer sexual.

Saber realizar una buena felación

La parte superior del pene, también llamado glande, es donde mayor sensibilidad tiene el pene. Por ello es importante detenerse con besos, caricias y lubricarlo con saliva mediante flujos. No necesariamente sentirá un hombre más placer si la mujer introduce la mayor parte del pene en la boca sin más. Hay que sabe jugar con el glande, sacarla y meterla en la boca. También realizar una llamada cubana o estimulación con los pechos femeninos. Y en definitiva dedicarle un tiempo para que el hombre disfrute del sexo oral.

Importancia de dar masajes en el escroto

Paralelamente es conveniente acariciar el escroto, una especie de bolsa donde se encuentran los testículos. Para muchos hombres, esta de las mejores zonas erógenas masculinas.  Por ello se depilan para que a la mujer le sea más agradable besar y lamer la zona.

El sexo oral es junto a las distintas posturas para el coito es sin duda alguna la manera de obtener un inmenso placer. Pero no debemos olvidar que, hasta llegar a ello, hay más zonas erógenas masculinas que toda buena amante debe conocer, y poner en práctica.