Sexo sin amor. Citas con escorts de lujo

El sexo sin amor es hoy por hoy una manera de disfrutar sin que los sentimientos personales entren en juego. Las escorts de lujo son ideales.

Para muchas personas aún está presente la idea que para tener relaciones sexuales con una persona es necesario sentir algún tipo de sentimiento presente. Unas lo llaman amor, otros deseo y en muchos casos atracción personal. ¿Pero es que es necesario estar enamorado para tener sexo sin amor?. La respuesta es no.

Y si no, veamos las parejas que viven en nuestro entorno que ya no sienten más que cariño el uno por el otro, cuando practican sexo de manera rutinaria y con desgana. Esto lo saben bien muchas mujeres de generaciones anteriores que deben estar siempre dispuestas a los caprichos sexuales de sus maridos. Ellas no toman la iniciativa nunca, es más a ellos ni les gusta desde su punto de vista machista. Son sólo encuentros que “obliga el matrimonio” pero en los que el sexo sin amor se hace patente.

Muchas de ellas, prefieren tener un amante que si les haga dejar ser como realmente son ellas mismas y con quien compartir un sexo pasional y placentero. Aquello que no consiguen con sus maridos.

Pero muchos hombres entienden perfectamente que se puede tener sexo sin amor, de hecho, son los que más servicios de escorts demandan.

Sexo de pago. Donde no fluyen sentimientos 

Aquellos que tiene una visión un tanto machista, ven a las escorts simplemente cómo chicas con la que tener un sexo diferente al que tienen en pareja. Son un tipo de clientes muy exigentes. Quieren en ocasiones servicios especiales, hasta en ocasiones de un sexo que no deja de ser influencia del porno.

El trato hacia las escorts de lujo no es el más cariñoso. Ellos pagan y ellos disfrutan. Sin importarles si las acompañantes gozan sexualmente en su compañía. Necesitan única y exclusivamente sexo, sin más. Y si este es con escorts de carácter sumiso, mejor que mejor.

sexo-sin-sentimientos

Para este tipo de clientes rudos y acostumbrados a ir a pisos o locales, las escorts no dejan de ser la fórmula perfecta para desahogarse sexualmente, pero nada más. Ni disfrutan de la compañía ni acaso lo pretenden. Es un sexo sin amor

Sexo sin amor y clientes más sentimentales

Por otro lado, aunque siga siendo sexo sin amor, existe la otra cara de la moneda en cuanto a clientes se refiere. A muchos de ellos les encantan los juegos de seducción, el coqueteo, los preliminares sexuales, etc. Y por supuesto ese encanto femenino de las escorts de lujo. Algunos prefieren quedar antes de tener sexo directamente. Suelen salir a cenar, tomar algo o simplemente quedar en la cafetería del hotel donde se hospedan con el fin de que el encuentro sea menos frío.

Suelen ser hombres de mundo. Les gustan las mujeres, admiran su belleza, sus maneras, su elegancia y por supuesto tener sexo con ellas de una manera mucho más cálida y cercana.

Curioso es que la inmensa mayoría son hombres casados, pero han caído en relaciones matrimoniales donde sólo permanece el cariño por sus parejas. Ellos mismos confiesan a las chicas que si es posible el sexo sin amor, ya que ellos lo practican.

Seducción y discreción

También a las escorts de lujo les gusta este tipo de hombres que se comportan de manera caballerosa y gentil. Por lo general, las escorts de Madrid suelen vestir de manera elegante para todas sus citas. Cuidan el más mínimo detalle. Desde la lencería sexy hasta la pedicura. No dejan nada al azar, para sentirse atractivas. Ellas saben que siempre habrá sexo, pero será más fácil si antes se genera una buena química.

sexo-con-escort-lujo

Este tipo de clientes de escorts suele aprovechar viajes de trabajo a Madrid para solicitar citas con acompañantes de lujo. Pero a pesar de que el sexo sea importante, valoran por encima de todo la buena compañía.

En muchos casos, si que solicitan siempre a la misma escort de lujo. Saben que con ella hay ya un acercamiento producto de otras citas, por lo que no arriesga a buscar a otras que no cumplan sus expectativas.

Hombres que se sienten solos en su vida personal, no buscan sexo sin amor, pero al menos si con cierto cariño. En realidad no se sabe muy bien si ellas son meras escorts o amantes.

Sexo como necesidad fisiológica

Hay que entender que el sexo no es un capricho ni producto de la imaginación. En realidad, es una necesidad fisiológica importante para llevar una vida estable en todos los sentidos.

De hecho, para muchos hombres que no tienen pareja y tampoco son buenos conquistadores, las escorts son la solución perfecta para tener esas soñadas relaciones sexuales. Ellos saben que será un sexo sin amor, pero tampoco mecánico y distante. Son las escorts de lujo las que dedican tiempo a preliminares sexuales donde abundan desde besos, caricias, masajes y una actitud GFE.

No es como muchos piensan, llegar y comenzar las relaciones sexuales. Siempre debe haber un tiempo para charlar, tomar algo y crear el clima propicio para posteriormente tener un sexo de calidad.

Son relaciones donde tanto ellos como las propias acompañantes de lujo disfrutan. Algo que sin duda une más a dos personas que son desconocidas, pero ellas se encargarán de que no lo parezca.

Algo básico para una buena salud mental

Pero como decíamos, en realidad el sexo es una pura necesidad fisiológica. Haya o no amor de por medio. Ocupa el puesto de necesidades básicas, como es el comer, el descansar o el dormir. De ahí que muchas personas, hombres y mujeres, tengan una mala calidad de vida si les falta sexo en sus vidas.

Carla Mila.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

dos × 4 =