Sexo ¿Qué nos ocurre cuando nuestro cuerpo lo demanda?

La falta de sexo puede ocasionar trastornos a muchas personas. Para el ser humano es una necesidad

El sexo es uno de los motores que hacen de nuestras vidas algo más placenteras, interesantes y satisfactorias.

El cuerpo humano es sabio, por ello se manifiesta claramente cuando pide sexo. Y lo hace a través de unas señales inequívocas, fáciles de identificar. A veces claramente por nosotros mismos, como en muchas ocasiones por aquellos que nos rodean.

Comencemos por esto último, ya que quienes nos conocen bien podrán casi averiguar como va nuestra vida social tan sólo con observar nuestro estado de ánimo.

La falta de relaciones sexuales

Y es que la falta de sexo provoca irremediablemente estrés, o mejor dicho, lo aumenta. Si ya es normal tenerlo por la intensa vida que llevamos el no practicarlo no ayuda. Los cambios de humor bruscos y repentinos suelen ir asociados con un tiempo sin tener relaciones sexuales.

De la misma manera nuestra mente también reacciona con tendencias a no relacionarnos socialmente con normalidad. Tender a llevar una vida más solitaria e incluso la aparición de síntomas propios de la apatía y la depresión. No hay que olvidar que en muchas personas la abstinencia sexual va unida con el miedo a la soledad. De ahí a una clara bajada de su propia autoestima.

Pero así nos pueden ver los demás. También existen otro tipo de señales que nos indican que el cuerpo está pidiendo a gritos tener relaciones sexuales. Para muchas personas se manifiesta en la incapacidad de tener un sueño y un descanso reconfortante. El insomnio puede llegar a ser una de estas señales. En un descanso normal se segrega menos oxitocina, una sustancia que aumenta con el sexo y ayuda a que sea más recuperador.

También la piel se resiente. Y es que está comprobado de manera científica que tanto nuestro rostro como el resto del cuerpo envejecen perdiendo ese brillo natural. Esto es debido a que durante el sexo los poros de nuestra piel se abren, eliminando así toda impureza y provocando que nuestra piel luzca mejor.

Ventajas de las relaciones sexuales

Tenemos que tener en cuenta las ventajas que el sexo produce en el organismo. Así comprenderemos mejor qué es lo que ocurre cuando en periodos de nuestra vida, por los motivos que sean, las relaciones sexuales dejan de existir. El propio cuerpo nos mandará señales que nos indicarán que de una u otra manera lo necesita.

relaciones-sexuales

Además del mencionado estrés y las ventajas sobre la piel, los beneficios para la salud del sexo son numerosos.

Tan sólo mencionaremos algunos que por su importancia sobre el cuerpo humano conviene considerar.

  • El sexo hace que aumente nuestro sistema inmunológico. Provoca el aumento de anticuerpos contra bacterias, virus, y otros microorganismos.
  • El sexo protege nuestro corazón. El aumento considerable de nuestro riego sanguíneo, de nuestras propias pulsaciones, ayuda a prevenir enfermedades coronarias.
  • El sexo ayuda a prevenir el cáncer de próstata. Los científicos han comprobado algo más que una teoría. Los hombres que tienen sexo de manera habitual tienen muchas menos posibilidades de padecer cáncer de próstata.
  • El sexo es el mejor analgésico. Si, parece extraño, pero está comprobado que, ante dolores de cabeza, jaquecas o migrañas, el sexo actúa contra el dolor. Durante las relaciones sexuales el cuerpo libera endorfinas, un analgésico natural que produce nuestro organismo.

De la resignación al sexo de pago

Las mujeres afrontan con mayor resignación la ausencia de relaciones sexuales, mientras que en los hombres se puede convertir en una obsesión. Muchas de ellas prefieren sólo mantener relaciones sexuales con hombres por los que sienten cariño y afecto. Por el contrario, los hombres, diferencian más lo emocional de lo puramente sexual. Por ello están a merced de la mujer que desee tener relaciones sexuales. Pero si fracasan en el intento de conquistar a alguna, no dudarán en tener sexo dentro del mundo de la prostitución.

No hay que olvidar que España es el país con mayor número de relaciones sexuales con escorts o acompañantes. En ellas buscan además de comprensión y buena compañía, cumplir sus más ansiadas fantasías sexuales  y el placer más intenso.

La masturbación ante la falta de relaciones sexuales

Ante la ausencia de relaciones sexuales, la masturbación es sin duda la manera de auto complacerse más habitual. No se deben tener ningún tipo de prejuicio a la hora de darnos placer nosotros mismos. En definitiva, significa el primer acercamiento al sexo que tenemos cuando somos adolescentes. En esa loca pubertad donde irremediablemente exploramos nuestros cuerpos en busca del placer.

Muchas mujeres prefieren darse placer a si mismas que no tener relaciones sexuales que no cumplen sus expectativas. Conocer más a fondo sus zonas erógenas no deja de sorprenderlas. Los juguetes eróticos han significado una cierta liberación de prejuicios y han conseguido experiencias personas muy placenteras.

mastubacion-femenina

Por el contrario, el hombre siempre realiza el mismo tipo de masturbación. Se excita más con lo meramente visual, de ahí que prefiera las películas o escenas porno para masturbarse. Antaño fueron las revistas con chicas desnudas, pero ahora este género de cine al alcance de cualquiera, es el preferido por ellos.

¿Es el sexo una necesidad?

Teóricos de la comunicación social y personal, desde Sigmund Freud a Abraham Maslow han considerado al sexo como una necesidad vital.

Concretamente cabe destacar la teoría de la importancia del sexo en nuestras vidas para el psicólogo norteamericano Maslow: Lo describe muy bien en su famosa pirámide o jerarquías de necesidades humanas.

Entre las necesidades más básicas pero las más importantes aparece el sexo como una de ellas.

Mencionemos las que para Abraham Maslow son necesidades fisiológicas básicas para mantener una correcta salud tanto física como psíquica.

  • La necesidad de respirar, beber agua, y alimentarse.
  • De mantener el equilibrio del pH y la temperatura corporal.
  • De dormir, descansar y eliminar los desechos.
  • Y de evitar el dolor y tener relaciones sexuales.

Partimos de teorías de principios del Siglo XX, pero hoy, en los albores del siglo XXI cada vez son más los expertos que las subscriben.

El sexo es necesario en nuestras vidas, y hay que verlo por tanto con la naturalidad que merece.

Carla Mila

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

5 × cuatro =