Servicio de compañía y hombres de negocios

El Servicio de compañía que ofrecen las escorts de lujo, se ha visto interrumpido por la actual pandemia que evita viajar con toda libertad.

El servicio de compañía, está siempre disponible  para quienes demandan la presencia durante horas o días de estas chicas, no sólo es el sexo lo que más les interesa. A pesar de que ellas también lo ofrecen en sus múltiples acompañamientos, por lo general a hombres de alto poder adquisitivo.

Nada que ver con lo que conocemos en el día a día, donde las escorts realizan citas de poco más de una hora y si son sus servicios sexuales por los que se las elige. En el servicio de compañía todo es diferente.

Muchos hombres se sienten solos, a pesar de que su estado civil sea casado. Quieren pasar el tiempo con chicas de alto standing más jóvenes que ellos y que estas cumplan una serie de requisitos.

acompañante-lujo

En primer lugar, la educación. Más que un cuerpo escultural y casi perfecto, la buena educación es apreciada por estos hombres que por lo general también la ofrecen. Y no es que el dinero para contratar estos servicios vaya unido a la buena o mala educación. Sino que, por lo general, son hombres de negocios que saben guardar las formas en sociedad y también ofrecen un trato exquisito a sus acompañantes de lujo. Luego, ya en la intimidad pueden ser más o menos tolerantes, comprensivos o exigentes, pero en sociedad son personas que demuestran su buen saber estar.

De ahí que ellos exijan como primera característica la educación de las escorts de lujo.

La discreción en el servicio de compañía

En segundo lugar, la discreción. Importante para ellos a la hora que ser descubiertos en uno de sus viajes o periodos de acompañamiento con putas de lujo, puede producirle más de un problema. Suelen advertir a la chica elegida de aquello que puede traerle consecuencias negativas. Tanto de índole personal como social. Con lo que al final se suele crear una gran confianza y complicidad que hará del servicio de compañía el mejor que puede ofrecer una verdadera escort.

Muchos de ellos están casados. Pero no desean viajar solos en desplazamientos a otras provincias o ciudades de otros países. Quieren aprovechar para que una bella acompañante de lujo preste su servicio de compañía para tener un viaje mucho más agradable.

¡Y aquí suele empezar el juego! Si, nos referimos a que estas acompañantes de lujo que no tiene precisamente 20 años, podrán ejercer el papel de secretaria, asesora, traductora, con toda facilidad. Muchas de ellas han cursado estudios universitarios, por lo que la propia formación les ayuda en el servicio de compañía más completo.

Estos hombres de negocios saben lo que vale la buena imagen, por lo que son conscientes de que la compañía de una bella “ayudante laboral”, impone prestigio, además de envidia.

De hecho, no es raro que en un noventa por ciento la escort de lujo elegida sean siempre la misma que desea siempre el mismo cliente. Además de saber como es en todos los sentidos, confían en ellas plenamente y saben que el servicio de compañía bien realizado es más que valorable.

La buena química, la complicidad e incluso la amistad que surge después de pasar tantas horas juntos, hacen que sean casi sus mejores amigas. Con ellas no hay obligaciones, ni compromiso, ni la necesidad de siempre quedar bien. Algo que, para muchos hombres cansados de sus parejas, valoran y se sienten mucho más libres en todos los sentidos.

Viajes de trabajo y también de placer

Pero el servicio de compañía no sólo se precisa para viajes de negocios. Hay otras ocasiones, donde los clientes demandan escorts de lujo para su tiempo de ocio. Se da con frecuencia la circunstancia de que muchos de ellos quieren compartir con una acompañante de lujo los placeres de un crucero. O viajar a un país exótico, realizar una escapa de fin de semana a la playa o a la montaña.

servicio-de-compañia

La crisis de los cincuenta, donde muchos hombres desean realizar actividades que ni pueden con sus parejas, origina estas decisiones. Pasarlo bien con una chica de compañía más joven que él y sobre todo disfrutar de la vida.

Por esta razón otros no valoran tanto el servicio de compañía, sino los servicios sexuales que ofrecen las chicas. Y es que disfrutar de los encantos naturales de una preciosa escort, no tiene precio. Servicios como, el sexo oral y anal o el beso negro, son los más suelen demandar para sus citas de puro placer sexual.

Madrid y Barcelona. Las capitales donde encontrar servicio de compañía

Las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, son las más adecuadas para poder elegir a una verdadera escort de lujo. En el resto de las provincias no hay tantas que se dediquen a ello. Es más común la prostitución a otros niveles, y además al fin y al cabo todo termina por saberse.

Por ello, quienes desean servicio de compañía del que hablamos, suelen mirar entre las agencias de escorts de estas dos capitales.

A muchos clientes le ofrece una cierta seguridad el hecho de que no sean de su localidad. A la vez que las chicas de compañía que se precien de serlo no son todas madrileñas o catalanas.

Son ciudades abiertas, donde nadie se mete en la vida de nadie. Y con la ventaja que nunca se cruzarán con ellas si un día cenan en un restaurante en compañía de su mujer.

Carla Mila

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)