Salud sexual. Claves para una buena relación

Salud sexual. Claves para una buena relación

La salud sexual es algo que muchos hombres y mujeres van dejando pasar con el tiempo hasta que se convierte en un verdadero problema. La falta de deseo en la pareja, de ganas de tener relaciones sexuales, van desapareciendo sin más ante la falta de preocupación por recuperarla.

En muchas ocasiones la ausencia de una buena salud sexual, tan sólo se produce en uno de los miembros de la pareja. Mientras que el otro si disfruta plenamente del sexo fuera de la relación conyugal.

Las mujeres son mucho más retraídas a encontrar sexo a la primera de cambio. Se resignan mucho más a buscar sexo fuera de la pareja, mientras que los hombres no dudan en disfrutar de los servicios que les ofrece el sexo de pago.

¿Por qué se produce la falta de salud sexual?

Cada pareja es un mundo. En muchos casos la llegada de los hijos, hace que la mujer olvide su propia sexualidad. Es algo que se produce con demasiada frecuencia, y cuando para ellas todas sus atenciones van dirigidas a los hijos, se olvidan no sólo de su propia salud sexual, sino también de la de su pareja.

Otros motivos por los que ellas pierden interés en el sexo, es porque este llega a ser tan rutinario y aburrido. Acaban por no llegar al orgasmo y caer en disfunciones que no le permitan tener una salud sexual que los animen a tener buenas y completas relaciones sexuales.

También la falta de imaginación, el hecho de no haber sabido construir una sexualidad que avance, contribuyen a la falta de deseo. Y por lo tanto a disfrutar de una buena salud sexual.

salud-sexual

¿Cómo recuperar una buena salud sexual?

En el caso de la pareja es más que conveniente que ambos pongan de su parte. De nada serviría que sólo uno de los dos miembros pusiera gran interés si el otro o la otra no está por la labor. Llevar la iniciativa no significa arrodillarse ni mucho menos humillarse ante la pareja. La buena comunicación debe jugar un importante papel, además de comenzar a reavivar los lazos conyugales y sexuales.

Pueden ser las palabras tan poderosas como las acciones. Pero tampoco hay que esperar que recuperar el deseo sea algo instantáneo y que se produzca de un día para otro.

La insatisfacción sexual es algo muy común. Por lo que nadie debe sentirse extraño. Miles de parejas caen en picado tras la falta de un sexo de calidad. Y es que, en el fondo, es uno de los lazos conyugales más fuertes. El sexo es algo que puede unir y la falta de él o la insatisfacción, desunir.

Volver a recuperar el deseo, la atracción y tener ambos una salud sexual optima es una tarea para la que damos unos breves consejos.

Consejos para recuperar el deseo sexual

Los principales enemigos de las relaciones sexuales son las propias condiciones que vivimos a diario. El stress y la falta de tiempo para estar a solas, terminan minando una relación. Por ello, es importante buscar esos momentos donde nadie moleste ni interrumpa. A veces una escapada de fin de semana a un cercano hotel, puede ser el primer paso para comenzar a reavivar ese deseo sexual tan perdido.

Dedicarlo a la comunicación, a sincerarse el uno con el otro, puede ser el tiempo mejor invertido. Y nunca centrar esas horas a buscar por parte del hombre, soluciones rápidas. No darán resultado en el futuro. De ahí que por una vez es bueno olvidarse de la penetración y de las rutinas del pasado. Son al fin y al cabo ellas las que han provocado una mala salud sexual de la pareja.

comunicacion-sexual

Evitar las culpas. En una relación donde los deseos eróticos han terminado por desaparecer, no significa que uno de los dos miembros de la pareja tenga la culpa de ello. Al fin y al cabo, a estas situaciones no se llega por culpa, por ello es importante obviar ese sentimiento que uno de los dos puede tener. Nunca reprochar nada será la mejor señal de nuestro mejor comienzo.

Llegar a pequeños pactos o compromisos sexuales. No hay nada que una más a una pareja que el sentido de complicidad. Por ello, conseguir llegar a acuerdos que tengan que ver con ciertas actividades que realizar juntos, es un buen comienzo. Hablamos de cosas tan simples como leer entre ambos una novela erótica. Ver una buena película picante o compartir las fantasías que hasta ahora eran casi inconfesables. Unos buenos comienzos para recuperar la perdida salud sexual.

Volver a sentirse sexy

La falta de una salud sexual adecuada va estrechamente unida al descuido personal. Nunca podremos recuperar esa libido perdida si un hombre o una mujer descuida su propio cuerpo y su imagen. Así comienzan los prejuicios y las inseguridades que no hacen más que crear desidia entre las parejas. Engordar, descuidar nuestro aspecto, no mostrarse deseado o deseada, son las causas más comunes.

Tanto un hombre como una mujer deben sentirse siempre cómodos con su cuerpo, su corte de pelo, su ropa, su aspecto. Primero porque reafirmará su propia personalidad y en segundo lugar porque volverá a sentirse sexy para su pareja.

sentirse-sexy

Los excesos de confianza hacen que no cuidemos esos detalles para que nuestras parejas nos encuentren sensuales. De ahí que para ello también van unos consejos.

  • Cuida tu dieta. Intenta mantener tu cuerpo tan en forma como cuando os conocisteis.
  • Mantén una higiene impecable. A pesar de que sea fin de semana y no tengáis pensado salir, cuida también tu aspecto físico al máximo. Fuera esa ropa supuestamente cómoda, pero vieja y fea para estar en casa.
  • Vuelve a comprar lencería sexy y erótica. O en el caso de los hombres, regalar a tu pareja seductores juegos de lencería fina.
  • Recupera esos besos perdidos. Si, los besos a diario con pasión, deben formar parte de unos preliminares sexuales que hay que recuperar para una buena salud sexual.

Pero siempre se puede ir un poco más allá

  • Aprende a dar masajes eróticos. Pero hazlo de manera que no tenga que conllevar posteriormente relaciones sexuales completas. Se trata de ir probando cosas nuevas, no de intentar que la pasión resurja de la noche a la mañana.
  • Mirar juntos webs donde vendan juguetes eróticos. Observar las reacciones ante los productos de él o de ella, aunque siempre serán más prácticos aquellos productos destinados a parejas. Siempre podrán ser un buen regalo sorpresa.
  • Comienza a dedicarle palabras bonitas. A las mujeres siempre les gustarán, y a los hombres también. Insistimos que la comunicación en una pareja, siempre será el principio de una buena salud sexual. 

Una actitud siempre positiva. Fundamental.

Recuperar el deseo y la salud sexual perdida en una pareja, no es algo que resurja en un día.

Debe ser la consecuencia de pequeños actos y acercamientos que se deben realizar con tiempo, paciencia mucho cuidado.

Cualquier acción brusca o fuera de lugar, que muchos hombres desean practicar, no da resultado. Más bien provoca el efecto adverso.

Se trata de que nuestra pareja vaya respondiendo a nuestras señales más eróticas y sensuales. No de tener una relación salvaje con el que pretender hacer gozar a nuestra pareja. Así no se recupera la buena salud sexual, sino que puede significar dar un paso atrás.

Deben resurgir el erotismo, la sensualidad, y consecuentemente el deseo y la pasión que habrá que seguir alimentando. La imaginación en el sexo es nuestra gran aliada para el placer. Hacer uso de ella es algo que sin duda alguna volverá a provocarnos una buena salud sexual.