Preliminares sexuales. La magia del erotismo

Unas relaciones sin preliminares sexuales, están condenadas al fracaso

Los preliminares sexuales no dejan de formar parte de ese cortejo que tanto gusta a las mujeres y que los hombres pasan por alto. No son ni mucho menos todos, pero lo cierto es que ellos no les dan tanta importancia.

Hablamos de que suelen ser ellos los que no dediquen tiempo suficiente a tener un tiempo para besos, caricias, masajes o lamer las partes del cuerpo que tanto agradecen y excitan a las mujeres. Desgraciadamente muchos, influenciados por las malas escenas del cine porno, consideran que a las mujeres les gusta el sexo salvaje donde todo es menos delicado. Esta actitud parece reforzar equivocadamente su “masculinidad” y “ego” no les hace ser los mejores amantes. Y en consecuencia los preliminares sexuales no existen.

Las mujeres pueden tener alguna en alguna ocasión las ganas de vivir las sensaciones de ese llamado “sexo salvaje”, pero insistimos, alguna vez en la vida. Pero si las costumbres sexuales tornan a ese tipo de comportamiento, y ellos se olvidan de la importancia de los preliminares sexuales, la relación caerá en picado.

El cortejo, esa fase de tanta excitación

En este propio blog hemos mencionado más de una vez que a los hombres les atrae lo puramente visual de las mujeres. Cuerpo, cara, escotes, piernas, mientras que la mujer necesita más factores que los propiamente físicos. Adoran que les hagan reír, se fijan en sus manos, su sonrisa, sus palabras, su comportamiento o su masculinidad. Incluso ese punto canalla que todos tienen más o menos desarrollado.

preliminares-sexuales

El comportamiento masculino frente al físico femenino. Así son las atracciones sexuales. Por lo tanto, partimos de la base que en el sexo todo debe igualarse al menos para que la relación sexual tenga los mismos ingredientes en un comienzo. De ahí que los llamados preliminares sexuales sean de gran importancia para la mujer en comparación con el hombre.

Disfrutar de la sensualidad, de lo erótico, de juegos, ponerle un toque picante es la antesala de una sana relación sexual. Si una mujer se preocupa de lucir una excitante lencería, lo hace para sentirse cómoda consigo misma, pero también para aumentar la excitación del hombre. Sin embargo, algunos ni reparan en ello. Esto es sólo un ejemplo de que cada vez más las mujeres se resistan a crear un clima donde se de paso a una relación sexual rápida y sin preliminares.

De ahí que se produzca un cierto rechazo al sexo. Las causas son desde la falta de la libido sexual hasta la eyaculación precoz femenina.

 ¿Qué entendemos por preliminares sexuales?

Los preliminares sexuales son el conjunto previo al coito, donde se ponen de manifiesto desde juegos eróticos a todas aquellas acciones que harán más placenteras la relación.

De ahí que la imaginación y la buena comunicación de la pareja deba ser ese centro de atención sobre el que basarnos. Y es que está más que demostrado que la práctica de preliminares eróticos, conlleva a un sexo mucho más pleno y placentero. Ya sólo el hecho de que sirva como estimulación en la pareja, y sobre todo en la mujer, hará que se llegue a unas relaciones sexuales mucho más intensas.

Las prisas nunca son buenas consejeras, y en el sexo mucho más. Por ello disfrutar de esos momentos donde besos intensos, caricias, masajes, y la estimulación de las zonas más erógenas, son fundamentales.

La vida cotidiana a veces impone que se vaya más a un sexo rápido, que como hemos dicho puede ser una experiencia más, pero no la habitual. Dedicarles tiempo a los preliminares sexuales, hará que las relaciones de pareja sean mucho más fuertes, así como conducirá a un sexo mucho más intenso.

preliminares-eroticos

La ansiedad por lograr el orgasmo

La premura y la ansiedad por lograr cuanto antes el orgasmo, conllevará a sexo cada vez menos placentero. Y por consiguiente a que la relación sea cada vez más monótona y sin alicientes nuevos.

El buen sexo es ante todo imaginación, por lo que en los preliminares sexuales debemos dejar atrás convencionalismos y tabúes. Obtener un rol mucho más desinhibido, perder ciertos prejuicios y luchar contra el pudor, son las actitudes que deben apoderarse de la pareja. ¡Fuera complejos y disfruta de las sensaciones más eróticas en todo tu cuerpo!

Disfrutar de pleno de tus zonas más erógenas y de unas relaciones sexuales intensas y excitantes no sería posible si antes no ponemos un poco de nuestra parte, para que así sea.

Cualquier tipo de juego erótico puede ser tan válido como otro. Su misión es excitar más a la pareja, sobre todo a la mujer, que suele tardar más en calentar motores. Y es que a veces ellas se resignan a no conseguir el orgasmo debido precisamente a la falta de preliminares sexuales. Requieren una excitación previa quizá más intensa, en comparación con el hombre. Y su cuerpo tarda más en reaccionar a los estímulos invasivos que muchos hombres lo consideran excitantes. Si ellas sienten como previamente no hay besos, caricias o deseo, caerán en una frustración sexual importante.

Consejos para unos buenos preliminares sexuales

Algunos son muy sencillos y fáciles de llevar a la práctica. Pongamos tan sólo unos ejemplos.

El striptease privado, que a tantas mujeres les cuesta realizarlo por miedo a complejos de su cuerpo, es altamente erótico. Pon la luz más tenue que puedas, pero advertimos que para los hombres no deja de ser algo que les excita muchísimo.

El baño de espuma o la ducha erótica. Buscar que el tiempo pase con insinuantes roces con manos y piernas bajo el agua es sin duda uno de los preliminares sexuales más eróticos. ¡No renuncies al placer del contacto con la piel mojada de tu pareja!

ducha-erotica

Masajes sensuales. Déjate llevar por las caricias y masajes que durante mucho tiempo tu pareja podrá realizar. Crear un clima erótico a través de velas, música adecuada, esencias y una luz adecuada, te llevará al imperio de los sentidos. No son los genitales lo que hay que masajear. El cuerpo tiene miles de terminaciones nerviosas que también nos producen mucho placer.

Pequeños postres sexuales. Haz de tu cuerpo la bandeja donde colocar frutas o bombones. Una cereza o arándano en el ombligo, un poco de nata en los pechos, o un bombón cerca de los genitales podrán desencadenar los juegos eróticos más divertidos y placenteros.

Nunca sin dejar de besar en todo momento

Besos intensos y duraderos. Además de la excitación que ya de por si producen los besos, es siempre conveniente no dejar de abusar de ellos. Besa todas las partes del cuerpo de tu pareja y con la misma pasión que con los besos en la boca. Besar, lamer, mordisquear no deja ser altamente adictivo en unos buenos preliminares sexuales.

Los juguetes sexuales, grandes aliados. No sólo nos referimos a consoladores o vibradores. El mundo de los juguetes sexuales puede ser una gran fuente de ideas para esos juegos previos. En los sex-shops podrás encontrar de todo. Elegir entre los dos miembros de la pareja, es altamente excitante y consolida la relación.

Un poco de bondage. No debemos confundirlo con las prácticas BDSM que a tantas mujeres asusta. El simple hecho de vendar los ojos de tu pareja o acariciar su cuerpo con delicados besos es altamente erótico. También el uso de geles de sabores, servirán para una más rápida estimulación, sobre todo en la mujer.

Carla Mila

 

  

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)