Piercings sexuales. Aumento del placer

Muchos piercings sexuales son idóneos para despertar nuevas sensaciones eróticas

Los piercings sexuales, a la vez que los tatuajes, están cada vez más de moda entre las chicas más jóvenes. Pero entre ambos existen unas grandes diferencias. Mientas que piercings sexuales tienen un objetivo claro y concreto, que es el aumento del placer, los tatuajes son puramente estéticos.

Sin embargo, ambos son objeto casi al unísono de una moda que a no todos los les gusta. En el caso de los piercings tienen la gran ventaja de poderse quitar cuando la chica lo desee, mientras que los tatuajes son ya de por vida. Con lo que a la hora de que su piel se vea tatuada para el resto de sus días, se debe pensar mucho antes.

Así, también asistimos a multitud de casos que los arrepentimientos sobresalen. La estética se ve alterada para siempre, mientras que las ventajas de los de los piercings sexuales son precisamente la discreción y el disfrute en el sexo.

Piercings sexuales y escorts

El mundo escort está compuesto por jóvenes que no son ajenas a estas modas. La que más y la que menos no se resiste a probar los placeres que los piercings sexuales pueden ofrecerles. Y no sólo a ellas, sino también a sus potenciales amantes ocasionales.

Por lo general, ninguno de ellos pone problemas a la hora de descubrir los piercings sexuales en los cuerpos de las escorts. Es más, es algo que les provoca mucho morbo.

escort-con-piercings-sexuales

En el sexo toda experiencia nueva siempre es bienvenida para los clientes de las acompañantes. Y ofrecer ese aspecto tan erótico que proporcionan algunos piercings sexuales es un valor añadido de las propias escorts.

Pero los piercings tienen su propia historia. No sólo los sexuales se han puesto de moda, sino que desde hace siglos la mujer y el hombre han lucido piercings para aumentar su erotismo.

Así, perforaciones en la nariz, los pezones, los labios, incluso el ombligo son parte de ancestrales costumbres, pero siempre con el fin de provocar deseo y erotismo.

Piercings en el ombligo

Quizá los piercings en el ombligo, que muchas escorts utilizan para darle a sus encuentros un cariz más erótico, suelen sentar bien a todas.

También a ellos les excita aún más ver preciosos piercings que están dispuestos en una zona tan sensual como es el ombligo de las acompañantes. No es que pertenezcan en sí mismos a los llamados piercings sexuales, ya que no potencia de ninguna manera el placer ni en las acompañantes ni en ellos. Pero sirve para aumentar la libido masculina, que se basa en lo meramente visual.

piercing-en-ombligo

Y es que un pequeño y elegante piercing en el ombligo embellece con creces el cuerpo sinuoso de la escort. Puede ser el broche de oro de un armonioso cuerpo.

De la misma manera que las chicas de compañía cuando acuden a sus citas se quitan los piercings de los labios, cejas, o incluso de la lengua. No a todos los hombres ni parejas les gustan estas perforaciones, y para muchos, resta elegancia y sensualidad a las acompañantes. Pero sin embargo no hacen lo mismo con el que les gusta lucir en sus ombligos. Incluso cambian habitualmente de modelo para sentirse aún más sexys.

Piercings sexuales y zonas erógenas

Pero vayamos a los piercings sexuales.  Con aquellos que no cumplen sólo una función estética, sino que potencian el placer sexual.

Piercings en los pezones

Al igual que los piercings que muchas chicas se colocan en el ombligo, los piercings en los pezones provocan un morbo especial a muchos hombres. La decisión de colocárselos debe ser muy especialmente pensada, ya que no es una zona del cuerpo especialmente delicada. Así, semanas después de la perforación, ya no molestarán tanto como al principio. A muchas chicas les supone una increíble excitación sexual que les besen los pechos jugando con los piercings en los pezones. Pero también hay muchos hombres que no les gusta tanto. Primero porque desean lamer, chupar o acariciar el pecho de las escorts de manera natural. De por sí, ellos no sienten placer por el contacto con estas perforaciones.

piercing-sexual

Tan sólo a modo de curiosidad diremos que, en la Inglaterra Victoriana, ya las mujeres se ponían piercings en los pezones.  Eran de gran tamaño y peso, debido a que se corría la leyenda que aumentan su tamaño y con él la capacidad sensitiva de los mismos.

Piercings en la lengua.

Muchas de las chicas escorts que se ponen piercings sexuales en la lengua, provocan no sólo ese morbo especial. A muchos les encantan besarlas y sentir ese “frio” tan sugerente con el que se encuentran a acariciar con su lengua la suya. Pero, mientras para las acompañantes, es un piercing más, para sus clientes es el más agradecido a la hora de que les realicen un buen sexo oral.

Sin embargo, de primeras, una escort de lujo no suele llevar piercings a la vista. Es algo que puede provocar morbo o excitación, pero si no es el terreno puramente sexual, logrará un rechazo.

piercing-en-la-lengua

Y los más excitantes…

Piercings genitales

Es en muchas ocasiones la vagina el lugar más indicado para colocarse un piercing sexual. En esta zona no siempre es sencilla la perforación. Los dos labios que la conforman, mayores y menores, lo cubren todo por completo. Por ello es en prepucio del clítoris donde muchas escorts deciden implantarse piercings sexuales.

La razón no es otra que el disfrute sexual de ellas mismas y de sus clientes.

Tanto durante los juegos previos, el cunnilingus, la estimulación es mucho mayor, pero se trata de que sea para ambos.

Es en el coito cuando el hombre siente el piercing con su pene y se produce un considerable aumento del placer. Una máxima excitación para ambos, ya que el roce con el piercing interviene de manera espectacular sobre todo en la penetración profunda.

Cuidados y aspectos a tener en cuenta

La perforación de los denominados piercings sexuales debe ser algo muy meditado. No fruto del capricho del momento. Para muchas personas se puede llegar a convertir en una adicción. Perforan todas las zonas erógenas de su cuerpo en buscas de más y más placer. Ocurre bastante en aquellas que padecen adicción al sexo en su incesante búsqueda de nuevos y placenteros orgasmos.

Para que nunca haya complicaciones, siempre es aconsejable ponerse en manos de un profesional. Puede que haya otras tarifas más económicas en mercado, pero esto aumenta los riesgos. Las infecciones son el enemigo número uno de los piercings sexuales, por lo que la colocación debe ser lo más profesional posible.

También hay que tener un poco de más cuidado a la hora de tener relaciones sexuales. Un desgarro provocado por un accidente, normalmente fruto de la pasión, puede derivar en una complicación.

Los piercings sexuales ofrecerán placer, sin duda alguna, lo potenciarán y producirán mucho morbo. Pero siempre todo con cuidado, higiene y conscientes de sus posibles adversidades.

Carla Mila

 

0/5 (0 Reviews)