Pansexualidad, cuando la atracción no depende del género

La Pansexualidad, cada vez más de moda consiste en la no distinción de genero para tener sexo.

La pansexualidad es un término se va abriendo camino en nuestro lenguaje. No significa más la elección de género para sexo. Es ell comportamiento sexual de aquellas personas que sienten atracción por todo tipo de géneros. Mujeres, hombres heterosexuales, transexuales, bisexuales, en definitiva “todo tipo de personas” independientemente de su orientación.  Pero, ¿qué les diferencia de las personas bisexuales? A esta pegunta hay que decir que aquellas personas que les gustan alternar relaciones con hombres o mujeres, sólo contemplan “dos” géneros, el masculino y el femenino. Por el contrario, aquellas personas practican la pansexualidad se pueden sentir atraídos por “todos” los géneros.

Está comprobado que las personas bisexuales, son mucho más proclives a sentirse atraídos por personas de su mismo sexo. Mientras que en la pansexualidad se abren todo un abanico de posibilidades.

Pansexualidad, una actitud sexual con historia

A pesar de estar de moda por las declaraciones de algunos famosos del pop, del deporte e incluso de la política, la pansexualidad ha existido siempre.

Sigmund Freud, a principios del Siglo pasado, ya se refería a él como “pansexualismo”, con él describió la postura del ser humano deriva de los propios instintos sexuales.

Sin embargo, sus colegas más contemporáneos, dudaron de esta afirmación tan tajante.  Pero si reconocen al unísono que fue el precursor de estudiar y poner de manifiesto la pansexualidad y su posterior evolución en el tiempo.

Las declaraciones de personas influyentes de declarar en público su condición de pansexual, son las que han despertado todo un movimiento sexual. Muchas y muchos coinciden con su actitud sexual ante la vida, y ha sido la manera de popularizar tanto el término como la manera de ver el sexo.

Miley Cyrus la pionera en confesar su pansexualidad

Miley Cyrus, sin duda alguna la actriz y cantante fue la pionera en confesar su pansexualidad y defender esta orientación sexual.  En nuestro país la conocimos por interpretar su famoso papel de Hannah Montana, pero desde muy jovencita no ha parado de producir trabajos musicales de gran éxito.

miley-cyrus-idolo-pansexual

Después de su entrevista allá por 2015 en la Revista “Elle”, el término “pansexualidad” batió records de búsquedas en Google.

La joven declaró:

«Soy muy abierta al respecto, soy pansexual, pero no estoy en una relación. Tengo 22 años, tengo citas, pero cambio mi estilo cada dos semanas».

Fuente: M.Cirus

Cuatro años más tarde, en 2019 la cantante, después de convertirse en el ídolo a seguir por miles de personas, quiso profundizar aún más sobre el tema en una entrevista en Vanity Fair’:

“Lo que predico es: la gente se enamora de las personas, no del género, ni de la apariencia, ni de lo que sea. Lo que me apasiona existe en un nivel casi espiritual. No tiene nada que ver con la sexualidad”.

Fuente M.Cirus.

A Cirus le siguieron otras jóvenes populares entre el mundo de la música y de la pasarela, verdaderos ídolos de jóvenes admiradores.

Así, se definieron como pansexuales, Janelle Monáe, la cantante de “Pink”, Brendon Urie, ¡líder del grupo ‘Panic! At The Disco’ y Sarah Paulson.

A esta última, la protagonista de ‘American Horror Story’, no le gusta que la clasifiquen. En una ocasión manifestó:

“He probado los dos lados y no voy a dejar que ninguno me defina”.

Sarah Paulson

La pansexulidad y el deseo sexual

Si algo tienen en común los hombres y mujeres que tienen como orientación sexual la pansexualidad, es el deseo y la fuerte atracción erótica.

Para ellos, el atractivo, las ganas de estar con otra persona sea de la orientación que sea, es sinónimo de libertad y de ausencia de tabús o prejuicios.

Ellos, durante estas relaciones, dejan a un lado lo meramente emocional para dar paso a la satisfacción sexual. De hecho, no suelen ser encuentros que marquen una relación a medio o largo plazo. Son más bien fugaces, pero intensas y atrevidas.

pansexualidad

Les gusta tomar la iniciativa en la cama, ya que, en su fuero interno, aquellos que son parejas ocasionales de los pansexuales, son unos afortunados. A pesar de que ellos no quieran reconocerlo. De ahí que cuando sea una mujer la elegida para los juegos sexuales no dudarán en pedirle un sugerente y profundo culinningus. Si se trata de un hombre, buscará sus zonas más erógenas, para darle el máximo placer. Pero siempre a cambio de un coito intenso y con una penetración profunda.

Fetiches y caprichos sexuales en el mundo de los pansexuales

No querer que les encasillen dentro de una relación ni heterosexual ni bisexual, abre del todo el universo de posibilidades sexuales para aquellos que practican la pansenxualidad.

Desean conocer y disfrutar en gran medida lo que pueden ofrecerles en el sexo las personas de diferente orientación. Sin mirar si son hombres o mujeres. Tan sólo con que a ellos les provoque el deseo sexual diferente, y no serán personas a las que digan que no a nada.

Para los pansexuales el límite está en no tener relación con animales, niños, u otras aberraciones sexuales. Nada más lejos de personas enajenadas o enfermas, pero si atrevidas y capaces de propuestas.

De ahí que se puedan excitar con un simple fan que les guste físicamente y que practique con la estrella un vouyerismo extremo.

Algo que a otras personas les daría repugnancia, para los que ejercen la pansexualidad puede ser algo muy erótico y placentero.

La pansexualidad, las pretensiones de un movimiento

Quienes practican la pansexualidad, también quieren dar sus gustos a conocer al mundo y plantearlos como una alternativa más. De hecho, hasta ahora tan sólo ha habido pequeñas manifestaciones en Europa y EEU, donde han arbolado su propia bandera.

bandera-pansexualidad

Sin embargo, la coalición o apoyo de otros grupos como los dependientes del LGTB, no han mostrado mucho interés en la causa, al no encontrarla muy definida.

Para los pansexuales una persona puede ser heterosexual, o incluso bisexual, pero eso no resta interés a ellos que son mucho más abiertos sexualmente hablando.

Sus límites tan sólo los pones ellos, ya que su lema es no tener fronteras que impidan desarrollar al máximo su sexualidad. Un símil con la libertad de su propio espíritu de vida.

Cada vez son más las personas que se sienten pansexuales en el mundo, siendo las mujeres las grandes impulsoras de este movimiento.

Carla Mila.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)