lesbico-un-servicio-de-escorts-que-crea-adeptos

Lesbico, un servicio de escorts que crea adeptos

Lesbico, un servicio de escorts que crea adeptos

El lesbico, o la interacción sexual de dos escorts frente a un hombre es un servicio que realizan la mayoría de las chicas acompañantes. Cada vez más son los hombres que desean contemplar como dos chicas juegan con sus cuerpos sexualmente. Y es que la atracción por contemplar estas escenas en directo y de manera privada, cada día crece con el fin de satisfacer esta fantasía erótica.

Algunos desean, después de tan sensuales juegos eróticos entre mujeres, participar con ambas formando un trío. El gran sueño de todo hombre, estar con dos preciosas chicas a la vez. Y es que en el ranking de fantasías sexuales de ellos se coloca siempre en primera posición el verse mimado por dos lindas acompañantes. Aquí la juventud juega un papel importante, y es que por lo general las escorts elegidas suelen ser jóvenes, con cuerpos armoniosos y deseosas de contentar siempre a quienes solicitan este servicio.

El lesbico, algo más que un servicio.

Para llevar a cabo este tipo de servicio es fundamental que ambas chicas se conozcan, exista una buena química entre ellas, además de una excelente compenetración. Por lo general las chicas que lo realizan suelen tener siempre una compañera con la que se entienden perfectamente en la cama. Y es que de buenas a primeras tener relaciones lesbicas con desconocidas no les llama mucho la atención. A algunas no les importa realizar un cunnilingus a chicas que no conocen, pero otras si. Por ello siempre es muy aconsejable que sean chicas que ya han realizado el servicio de lesbico juntas en otras ocasiones.

Si el cliente no se deja aconsejar y escoge a dos escorts que les gusta pero que ni se conocen, la compenetración nunca será la misma. Todo se basará en tocamientos, besos y caricias. Mientras que las que, si han vivido experiencias juntas, podrán realizar el mejor servicio de lésbico que cualquier cliente desea.

¿Escorts bisexuales?

Por lo general, las inclinaciones sexuales privadas de la mayoría de las chicas no forman parte de los servicios que realizan. Muchas si son bisexuales, pero la inmensa mayoría realizan sólo juegos lésbicos como un atractivo más para los clientes. En su vida privada suelen ser heterosexuales, practicando el sexo con otras mujeres sólo en ocasiones como estas.

A diferencia de los hombres, la bisexualidad se da mucho más en el genero femenino que en el masculino. De ahí que tener experiencias reales con mujeres no les convierte en bisexuales, ya que por lo general tan sólo practican sexo con otras chicas en el trabajo y no en su vida cotidiana.

lesbico-servicio-de-escorts

Lésbico: morbo y deseo

Según estudios realizados, las escenas más visualizadas en las webs que ofrecen porno, son curiosamente aquellas donde dos mujeres tienen relaciones sexuales.  Imágenes lesbicas que se han puesto de moda, ya que hace tan sólo unos años, apenas estas webs le daban importancia a este género. Y no son precisamente sólo mujeres las que se estimulan viendo como verdaderas preciosidades juegan con sus fantásticos cuerpos. A muchos hombres no hay nada que les excite más que desear un contemplar un lesbico, un servicio de escorts que crea adeptos.

La bisexualidad en la mujer

Pero no nos olvidemos también de la atención a mujeres que muchas acompañantes ofrecen. Para la inmensa mayoría de las mujeres, el hecho de mantener alguna vez en su vida una relación sexual con una chica no deja de ser una de las fantasías más comunes. Todo lo contrario ocurre con los hombres, que “presumen” de su heterosexualidad hasta tal punto, que no contemplan tener relaciones con otros hombres.

lesbico-y-escorts

Y es que para la imaginación femenina es importante pensar que tipo de sensaciones tendría una relación lesbica. Ellas piensan en la delicadeza de otra mujer, en que conocen con mucho más conocimiento de causa como estimular las zonas más erógenas. Además, les excita ver como entre ellas se realizan cunnilingus que jamás su pareja se lo podría hacer con tanto esmero.

Contemplan en las escenas lesbicas el mundo de posibilidades sexuales de las que podrían disfrutar. Muchas se excitan sólo ante esa posibilidad, pero la realidad dice que muy pocas deciden dar el paso de estar con otra mujer. Las influencias culturales en este caso, no juegan a favor de ellas.

Escorts bisexuales

Por el contrario, las chicas más jóvenes si sienten desde sus primeros despertares sexuales la atracción de otras amigas. Ellas son mucho más atrevidas, carecen de prejuicios que les impida mantener relaciones sexuales tanto con chicos como con chicas. Es en multitud de ocasiones su mejor amiga la que se inicia junto a ellas en una relación donde lo emocional también es importante.

Pero esta evolución de la mujer a lo largo de los años por conseguir una sexualidad plena, tampoco es compartida por los chicos. Ellos no sienten curiosidad alguna por “probar” con un amigo. Tan sólo si sus dudas sobre su propia orientación sexual se lo pide el cuerpo y la mente.  

Al contrario que ocurre con los hombres, la mujer admira la belleza y la sensualidad en ambos sexos. Por lo que no podrá en ocasiones apartar la mirada de una chica explosiva que se cambie en la ducha del gimnasio o la piscina. Lugares comunes de flechazos y relaciones.