Influencia del porno en el mundo escort

Los servicios sexuales del sexo de pago cambian y evolucionan. Parece que la influencia del porno dicta las normas de una u otra manera

Cada vez más la influencia del porno se ven como repercuten en los servicios sexuales de las escorts. Algo que antes no ocurría con la frecuencia que en la actualidad se producen. Y es que la demanda de servicios más “duros” y propios del cine porno, parecen estar de moda. Los clientes desean ser esos protagonistas por un día en una cita donde más que sexo, desean ver cumplidas sus fantasías más eróticas. Deseos que sin duda alguna es producida por la influencia del porno en sus vidas.

escort-lujo

Muchos quieren salirse de su rol de hombre tradicional que busca placer, para intercambiarlo por experiencias donde se sientan actores porno por unos momentos. Pero esto no conlleva que la mayoría de las escorts quieran compartir esas fantasías ya que para ellas se salen del tipo de servicios al que están acostumbradas.

Sin embargo, en los anuncios clasificados muchas prostitutas independientes si ofrecen estos servicios a cambio de poco dinero. Con lo que podríamos decir que la oferta existe, casi más que la demanda. También las chicas que han trabajado con anterioridad en el cine porno pueden ofrecer estos servicios. Son las llamadas pornostars, que por lo general también se anuncian como independientes.

Servicios más solicitados

La influencia del porno, no hace más que solicitar aquello que los hombres ven en internet y que para la mayoría supone todo un atractivo. De ahí que tras ver casi de manera compulsiva este tipo de cine, deseen probar las mismas experiencias que lo que ya han visto.

Por lo general, muchos de estos servicios van unidos al sometimiento, al mundo BDSM, e incluso a situaciones donde la dominación es casi lo más importante. Pero también a la capacidad de las chicas para soportar penetraciones dobles, como es introducirse juguetes enormes tanto por la vagina como por el ano. O incluso que adopten el rol de sumisa y se pongan a su merced en toda la amplitud de la palabra.

Algo a lo que las escorts de lujo de agencias como la nuestra, no encontrarán jamás.

Pero también, y por la influencia del porno, desean ver como es por ejemplo un squirting sexual, o lo que sienten si realizan el coito a la vez que se introducen un plug anal.

La llamada fiesta blanca, también es uno de los servicios más demandados por este tipo de clientes. En él se combina de manera peligrosa el sexo con drogas, normalmente cocaína. Y en ocasiones desean consumirla depositándola en las zonas más erógenas de la mujer. Por supuesto algo que desde aquí condenamos debido a su peligrosidad.

Francés hasta el final, el servicio más demandado

El sexo oral sin preservativo, que la mayoría de las escorts practican, parece que, para este tipo de clientes, llevados por la influencia del porno, ya no se contentan. Ahora lo que buscan es que las chicas les dejen eyacular dentro de su boca y que consecuentemente se traguen su semen. Al igual que la fiesta blanca, las escorts de lujo rechazan este servicio a pesar de que muchos clientes desean que lo practiquen pagando un suplemento económico.

Y es que ese bulo que se reflejó en muchas publicaciones sobre los beneficios del semen en la salud, ya no se lo cree nadie. Todo lo contrario, no deja de ser una gran fuente de infecciones.

Sin embargo, para muchos hombres que son objeto de la influencia del porno, se ha convertido en una verdadera obsesión el reclamar nuevos servicios sexuales.

Lo curioso de todas estas demandas de servicios tan poco habituales, es que no ofrecen más placer. Es algo puramente psicológico que se da en hombres que necesitan sentirse dominantes y emular a los actores del cine porno.

La influencia del porno en la demanda sexual

Las escenas del cine más prohibido, pero al que cualquiera tiene acceso a él a través de internet, han cambiado tanto la demanda como la oferta de servicios.

Algunos como la eyaculación facial o corporal también se han puesto de moda en quienes desean verter su semen en la cara o cuerpo de las escorts. Volvemos a repetir que el placer no es mayor, pero de esta manera muchos adoptan un papel de dominación con el que se sienten cómodos.

bukakke-con-pornostar

También el sexo en grupo, o contratar a una sola chica para que masturbe y realice sexo oral a varios hombres, es algo que se ha puesto de moda. El llamado bukkake no deja de ser una extraña manera de divertirse para grupos de amigos.

Procuran que su identidad quede completamente a salvo, ya que el miedo a ser denunciados nació tras los reprochables casos como de la famosa “Manada”. Si bien es cierto que en aquella ocasión fueron violaciones y abusos, no un sexo de pago. Pero el miedo es libre y ellos temen falsas denuncias.

En cualquier caso, la existencia de estos servicios, que no dejan de ser influencia del porno, tienen tanto su oferta como su demanda.

Es la realidad, a la que no podemos nunca mirar hacia otro lado.

Carla Mila

 

 

 

 

 

 

 

 

5/5 (1 Review)