¿Fingen las escorts sus orgasmos? Mito o realidad

¿Fingen las escorts disfrutar del sexo? Una pregunta que se hacen muchos clientes y sobre la que siempre han corrido demasiados bulos.

El hecho de que si fingen las escorts cuando mantienen relaciones sexuales en sus citas, es algo que preocupa a muchos de los hombres que tienen sexo con ellas. Y es que este siempre ha sido un aspecto donde las opiniones más comunes es que ellas no sienten nada, o muy poco, en la compañía de un hombre.

Pero nada más lejos de la realidad. Las escorts no fingen, es más intentan llegar al orgasmo igual que el hombre, siempre y cuando las condiciones lo hagan posible.

escort-orgasmo

A los hombres les gustan que se exciten

Afortunadamente, en estos tiempos que corren, los encuentros son mucho más pasionales. Ya no se estila, excepto en clubs de alterne, o pisos de chicas, que el hombre eyacule a los pocos minutos y se olvide si las chicas gozan o no. Ahora todo es diferente. A la inmensa mayoría les encanta que consigan alcanzar el clímax sexual junto a ellas. Que sean los dos quienes disfruten del sexo, sin necesidad de que fingen las escorts orgasmos que no han alcanzado.

Pero nunca hay que olvidar que la mujer por naturaleza, necesita el doble de tiempo de relaciones sexuales para llegar al orgasmo que el hombre. De ahí que, en muchas ocasiones, viendo que no van a conseguir el éxtasis sexual, si fingen las escorts haberlo conseguido para mayor excitación del hombre.

El mito del orgasmo simultáneo

Pero no sólo pequeños gritos, gemidos, o palabras de agradecimiento son las que las acompañantes dedican a sus ocasionales amantes. Cuando alcanzan el orgasmo, lo dejan siempre bien claro ante los hombres. Quienes a veces, intentan de nuevo que las chicas lo vuelvan a lograr. Excepto aquellas que son multiorgásmicas, difícil suele ser que en una hora una chica de compañía logre conseguir llegar al orgasmo un par de veces. Esto les motiva a realizar cunnilingus, volver a la penetración o cambiar de postura. Pero no siempre con éxito para el placer femenino. Y en ocasiones como estas si fingen las escorts.

A muchos otros también les motiva a alcanzar el llamado orgasmo simultáneo, algo que, si ya es complicado en la vida de pareja, mucho más es dentro del sexo de pago. El hecho de que ambos consigan alcanzar el orgasmo a la vez es difícil. Pero los clientes piensan que por ser chicas más experimentadas en el sexo pueden alcanzarlo al mismo tiempo que ellos.

Fingir cuando el cliente no es de su agrado

Por lo general, las acompañantes de lujo, siempre encuentran algún atractivo a quienes demandan sus servicios. Pero en pocas ocasiones se da que ellos descuidan su propia higiene. En otros encuentros, se muestran altivos y altaneros, algo que nunca hará que una escort se entregue de manera pasional. Y también están los que son bruscos a la hora de tocar su cuerpo. A ninguna le gusta que aprieten sus pechos con fuerza, besen a los dos minutos de estar en la habitación, o introduzcan un dedo por la vagina nada más conocerse.

escort-fingiendo

Son clientes bruscos en su manera de entender el sexo. De ahí que la poca motivación compañía provoca el hecho de que fingen las escorts sus falsos orgasmos y sólo piensan en que se pase el tiempo acordado.

Este tipo de hombres afortunadamente no son los más comunes, ya que por lo general la mayoría intentan disfrutar de un encuentro dónde el placer sea mutuo y no sea necesario fingir en ningún momento.

¿Cómo fingen las escorts?

Partíamos de la base que por lo general ellas no fingen sus orgasmos, es más los disfrutan plenamente. Pero si se dan los casos mencionados anteriormente, son muchas las formulas para que los hombres crean que han llegado al orgasmo. Siempre es algo que a ellos les gusta, incluso a algunos les preocupa. Refuerzan su virilidad, les hace sentir capaces de dar placer a cualquiera, y alimentan esa “falsa” hombría.

Pero si las chicas quieren hacerles creer que han logrado el orgasmo con ellos, usarán mil trucos para que ni lo detecten.

  • Practican un lenguaje cariñoso incluso utilizando palabras fuertes que saben que les excitan.
  • Gimen y gritan en los momentos que notan que ellos eyaculan.
  • Se mueven siempre de manera acompasada con los movimientos del hombre.
  • Pegan lo máximo su cuerpo para así dar a entender una pasión ficticia.
  • Simulan haber llegado al orgasmo y se lo hacen saber a ellos. A través de falsos movimientos, palabras o incluso lo propio del cansancio acumulado por esa relación tan supuestamente pasional.
  • No dejan de decirle palabras de alabanza a su virilidad.
  • Y después, una vez recostados después de que él haya alcanzado el orgasmo, los susurros al oído nunca pueden faltar.

Las escort no fingen, disfrutan

Pero en la inmensa mayoría de las ocasiones, son ellas las que les gusta llevar la iniciativa. Quieren ofrecer el máximo placer al hombre, pero también disfrutar ellas y si es posible alcanzar el orgasmo.

Incluso a veces la buena química que se produce, hace que el cliente sólo quiera estar siempre con la misma chica, algo que puede desencadenar incluso en enamorarse de una escort en concreto.

El papel del hombre es fundamental. Su trato para con ellas será el principal punto de partida para que comiencen a excitarse. No fingen las escorts cuando todo transcurre creando una cierta complicidad. Son chicas jóvenes, deseosas de hacer realidad las fantasías de quienes reclaman sus servicios, pero ni mucho menos son de piedra. Ellas siempre van dispuestas a divertirse también tenido relaciones sexuales con desconocidos. Algo que siempre les despierta un morbo muy especial.

Carla Mila

 

 

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)