Fantasías eróticas masculinas y escorts

Las fantasías eróticas nos acompañan desde la más tierna adolescencia. Son pensamientos eróticos de aquello que deseamos cumplir.

Las fantasías eróticas son aquellas que sin saber que, algún día y sin saber cómo ni con quién se harán realidad, alimenta la imaginación, algo que es positivo para mantener viva la llama de la sexualidad. Muchas de estas fantasías sexuales se podrían llevar a cabo junto a sus parejas, pero en muy contadas ocasiones es posible. Son entonces las escorts las encargadas de llevarlas a la práctica.

Beneficios de las fantasías eróticas

Además de aumentar nuestra autoestima, las fantasías sexuales hacen que por nuestra imaginación pasen los deseos eróticos más placenteros.

Esto contribuye a mantener siempre vivo el deseo sexual y las ganas de experimentar desde posturas distintas a situaciones deseadas.

También ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos. Saber aquello que nos estimula sexualmente y también lo que nos produciría rechazo sexual. De ahí que las fantasías eróticas definen perfectamente a los hombres según sus deseos más sexuales.

Además aumentan la libido de tal manera que la estimulación sexual nace con mucha mayor rapidez y naturalidad. Si ya de por si nuestra mente es positiva ante las situaciones normales, ante las fantasías eróticas, lo es mucho más.

Aquellos hombres que tienen claras sus fantasías eróticas, suelen llevar una vida sexual libre de prejuicios, sana y muy estimulante. Y es que hay que tener en cuenta que en todas las fantasías sexuales que pasan por su mente, existen preliminares eróticos que siempre llevarán a sus juegos sexuales.

¿Cuáles son las más comunes?

Sin duda alguna, dentro de las fantasías eróticas, la que encabeza toda encuesta es el tener sexo con dos mujeres a la vez. Estos tríos sexuales parecen sólo patrimonio de parejas liberales que buscan a una chica para llevarlos a cabo. Pero tanto si es con su pareja o no, casi siempre las escorts son las protagonistas de hacer realidad estas fantasías eróticas.

La mayoría de las chicas de compañía realizan la atención a parejas. También se da mucho la situación de que los hombres deseen que sean dos las escorts con las que mantener sexo a la vez. Este servicio de escorts es conocido como dúplex, y es uno de los más solicitados.

Pero las fantasías eróticas muchas veces van un paso más allá, y los hombres sueñan con hacerlas realidad. Este es el caso de ver cómo dos escorts tienen sexo entre ellas en un pasional lésbico.

lesbico-escorts

La gran diferencia entre ambas fantasías es que en una de ellas el hombre interactúa con las chicas escorts, mientras que, en la segunda, se dedican sólo a mirar.

Sexo al aire libre, uno de los sueños eróticos más comunes

Mantener relaciones sexuales en la playa, en un paraje solitario, en escenarios naturales que invitan a contemplar el paisaje y tener sexo, es también una de las fantasías sexuales más comunes.

En esto no todas las parejas están de acuerdo. Aunque el principal aliciente que tiene es precisamente practicar sexo y no ser descubiertos por nadie. A los hombres les produce mucho morbo, pero tristemente sus parejas, mientras más adultas son, más miedo les da estas situaciones.

Siempre alegan que son actos ilegales, qué si algún niño les puede sorprender, o la incomodidad de tener relaciones fuera de una cama. Pero lo cierto es que para muchos es una de las grandes fantasías sexuales que no desean que no se cumplan en alguna ocasión.

Las escapadas con escorts de lujo algún fin de semana, siempre a hoteles discretos y apartados, suelen ser el mejor de los momentos. Primero porque una escort no dudará en hacerlo en un lugar público con quien paga sus caprichos eróticos. Y en segundo lugar porque saben que nadie les sorprenderá practicando sexo.

Son como encuentros fugaces de poco tiempo de duración, sin demasiados preámbulos, pero los suficientes para que el hombre vea cumplido su suelo de haberlo hecho en un lugar público.

sexo-en-publico

Tener fantasías con alguien mucho más mayor o más joven

Cuando el hombre despierta sexualmente hablando, sueña con tener relaciones con estrellas del cine, de la música, o personajes públicos mucho mayores que ellos. Esta fantasía no desaparece como tal. Lo que cambia con el tiempo es que no tienen que ser famosos, sino disfrutar de la experiencia de tener relaciones sexuales con alguien mucho mayor que ellos.

Algunos lo consiguen en su vida social, pero para la inmensa mayoría estas fantasías eróticas se cumplen con las escorts llamadas MILF. Mujeres que no son precisamente escorts jovencitas pero que a ellos les atrae por su experiencia sexual. Es siempre sexo sin amor, tan sólo la fantasía es puramente sexual, sin sentimientos de por medio.

De la misma manera, otros fantasean con que sean chicas jóvenes las que hagan las delicias de un sexo con escorts sin demasiada experiencia. En estos casos la dominación suele surgir también como una de las fantasías sexuales más comunes y lo suelen practicar con ellas.

Disfraces eróticos y puesta en escena de situaciones

Hay uniformes que desde muy jóvenes los hombres relacionan como eróticos. Así, los de enfermera, colegiala, policía y mucho más, son el sustituto de tener sexo con mujeres de estas profesiones.

El disfraz erótico es algo muy común. De hecho, los sex shops los exponen entre los artículos más demandados precisamente por ello. Porque son muchas las mujeres que desean complacer a sus parejas disfrazadas de esta manera tan erótica. O en otras ocasiones son ellos mismos los que los compran para así tener una sesión sexual de los más divertida y singular.

También las escorts conocen de sobra los gustos de sus clientes, por lo que siempre tienen a mano disfraces eróticos para así satisfacer sus fantasías sexuales más comunes.

Carla Mila.

5/5 (1 Review)