Eyaculación retardada. Causas y soluciones

La eyaculación retardada es la dificultad que tienen muchos hombres para poder eyacular en un tiempo normal. Necesitan de más de media hora para poder hacerlo.

La Eyaculación retardada es por lo general un problema que padecen un diez por ciento de la población masculina. Siendo junto a la conocida eyaculación precoz, las patologías sexuales más comunes en el hombre.

Si ya de por si la forma de vida que llevamos, impide que muchos hombres estén sometido a grandes niveles de presión y estrés todo ello se refleja en problemas sexuales de toda índole. La eyaculación retardada es un claro ejemplo.

No se suele tratar de un problema físico. Si no más bien de carácter psicológico y en muchas ocasiones producida por miedos o traumas del pasado.

¿Qué es la eyaculación retardada?

En primer lugar, recalcar que como su propio nombre indica, no nos referimos a este término como la imposibilidad de eyacular, sino que se trata de una eyaculación más tardía de lo normal.

Si por lo general, los hombres tardan mucho menos en alcanzar el orgasmo que las mujeres gracias a su temprana eyaculación, en estos casos es al contrario. Unos treinta minutos desde que empiezan los más inocentes juegos eróticos hasta el poder eyacular, es el tiempo medio de los hombres que sufren la eyaculación retarda o tardía.

Pero este tiempo medio, no es el único indicativo para saber si un hombre sufre este trastorno sexual. También la dificultad para conseguir eyacular y no poder hacerlo, es una de las mayores frustraciones que se presentan acompañadas de cierta angustia y sensación de fracaso.

miedo-a-la-eyaculacion-retardada

Como solucionar este problema

Muchos hombres, al igual que ocurre con la eyaculación precoz, terminan teniendo cierto temor a las propias relaciones sexuales en pareja. Tan sólo el hecho de que ella le pida mantenerlas es ya de por una situación comprometida a la que acceden, pero no sin la falta de cierto miedo.

Pero en la mayoría de los casos no hay un condicionamiento físico que provoque la eyaculación retardada. Es todo totalmente psíquico. Por lo que la solución deberá radicar en la solución a los propios problemas que las producen.

En los casos donde si hay un condicionante físico, suelen ser producidos por, anomalías congénitas que afectan al sistema reproductor masculino, infecciones, extirpación de la próstata o enfermedades neurológicas, como neuropatía diabética.

La ingesta de ciertos medicamentos como pueden ser el caso de los ansiolíticos, o el aumento del consumo de alcohol, se presentan como aliados de la eyaculación retardada. Muchos no se paran a pensar que sea el consumo de bebidas alcohólicas. Hay que tener en cuenta que, con los años, el cuerpo tarda mucho más en eliminar las toxinas que en plena juventud. Y las consecuencias afectan al sexo.

La solución sólo dependerá de la vuelta a la autoconfianza sexual masculina y a intentar ahuyentar los miedos y bloqueos que la provocan.

insatisfacion-sexual-masculina

Llevar una vida sana, es sin duda alguna el mejor de los consejos para que esto no se produzca. Pero las soluciones dependerán de las causas que lo provocan.

Consejos luchar contra ella

La eyaculación retardada puede ser de o bien de carácter crónico o temporal. En el primero de los casos va a asociado a la madurez. El propio cuerpo va notando el paso de los años y las relaciones sexuales pueden ser satisfactorias, pero sin el vigor de antes a la hora de eyacular. Disfrutar plenamente del sexo es posible, siempre centrándose en todo lo que rodea a una relación repleta de sensaciones placenteras. Alargando el tiempo de los preliminares y juegos eróticos y quitándole importancia a la eyaculación, que más tarde, pero terminará por llegar.

Si se toma con naturalidad, la eyaculación retardada no tiene porqué ser un obstáculo para un sexo de calidad. Para ello también es bueno probar cosas nuevas que no hagan del sexo sólo la penetración. En estos preliminares, las mujeres gustan de ser excitadas de diferentes maneras, una de ellas, puede ser conocer y estimular sus zonas erógenas femeninas menos comunes. Excitación que ayudará a estimular la del hombre durante más tiempo.

Por otro lado, está la eyaculación retardada temporal que suele afectar a personas más jóvenes. Estos hombres la sufren con verdadera angustia, pero si conseguimos erradicar las causas, todo volverá a ser como antes.

  • Intenta llevar una alimentación sana.
  • Modera el consumo de alcohol.
  • Cuida tu peso.
  • Haz deporte.
  • Lucha contra el estrés, pero sin medicación. El yoga puede ser una buena solución.
  • Intenta pensar en cosas positivas a la hora de tener relaciones sexuales. Ahuyenta los malos pensamientos.
  • Si no tienes fuerza de voluntad para hacer deporte, quizá apuntarse a un gimnasio es una buena opción.
  • Haz partícipe a tu pareja de tu problema, retrasando al máximo la penetración.

Los ejercicios de Kegel. Una buena alternativa.

Si no te sientes con ganas de seguir los consejos que hemos planteado, quizá los conocidos ejercicios de Kegel, podrán ser una excelente manera de luchar contra la eyaculación retardada.

Y no sólo Kegel es famoso por sus teorías y prácticas para fortalecer el suelo pélvico femenino, que es por lo que mas se le conoce. También sus trabajos en relación con la sexualidad masculina siguen teniendo cierto auge en la actualidad.

El secreto, según Kegel, radica en aprender a controlar los llamados músculos pubocoxígeos. Estos son los encargados tanto de la orina como de la eyaculación. Antes de nada, recordar que no son músculos que se controlan por voluntad propia. Si no de manera inconsciente, pero llegar a dominarlos es todo un reto que podrá poner fin a la eyaculación retardada.

Dominar las ganas de orinar, es el primer paso. Así, es recomendable durante un par de semanas, parar la expulsión de la orina alrededor de diez segundos. La contracción y relajación de dichos músculos, comenzará a ser dominada por la mente y dejarán de trabajar por sí mismos en forma de acto reflejo.

De manera progresiva Kegel propone aumentar ese control. Aumentando el mismo ejercicio, pero con mayor regularidad. Así al mes de comenzar, se aconseja contraer la expulsión de orina hasta 10 veces cada vez que se tengan ganas.

Poco a poco los hombres comenzarán a notar un control de su cuerpo, fortaleciendo esos músculos y cambiando su naturaleza para llegar a dominarlos también a la hora de eyacular.

Se trata del mismo tratamiento natural que el que se aconseja para la eyaculación precoz.

Por ello nuestra mente debe ser fuerte, y los resultados se notarán en nuestro cuerpo. Y más en el sexo.

Carla Mila

5/5 (1 Review)