escorts-en-madrid-y-sesiones-fotográficas

Escorts y sesiones fotográficas

Unas bonitas sesiones fotográficas, siempre será del agrado de los clientes de las escorts.

Las escorts que se precien de serlo, realizan al menos dos sesiones fotográficas al año. Suelen cambiar las fotos con con las que se publicitan tanto como independientes o como escorts de agencias de Madrid. Es fundamental presentarse cada seis meses al menos, con un nuevo reportaje donde los clientes que demandarán sus servicios puedan ver las novedades dentro de las webs tanto de anuncios clasificados como en las propias de las agencias de escorts. Y es que la saturación de fotos de escorts  dentro de la red, no deja de ser algo que hace necesario el tener que hacerse casi por obligación sesiones fotográficas novedosas.

Y a pesar de que las mujeres somos coquetas por naturaleza y nos gusta sentirnos delante de una cámara adoptando las poses más insinuantes, el peligro a ser reconocidas por alguien de nuestro entorno familiar es siempre un miedo del que nunca se puede salir. Si, por mucha cara cubierta que las fotos de las escorts pongan a sus fotos, siempre se pueden escapar mil y un detalles que hagan que alguien conocido pueda reconocerlas.

Ninguna escort está libre de ser reconocida

También, aunque en menor medida, existe la posibilidad de que a una escort concretamente le salga una cita y tras su llegada al lugar del encuentro, sea este cliente alguien de su entorno, pero ahí si que ya no se puede hacer nada. Tan sólo de que quede como un secreto entre cliente y escort y no trascienda más.  Cómo se dice en la ciudad del juego por excelencia, “Todo lo que ocurre en Las Vegas, queda en Las vegas”, pues igualmente debería ser cuando la escort es reconocida en persona, no por las fotos, pero si por la casualidad que puede jugar estas malas pasadas.

Para los clientes que se encuentran con chicas conocidas que lógicamente son escorts, no supone ninguna alegría, ya que también ellos mismos se delatan en su condición de clientes del sexo de pago con escorts.

Por ello, y en las situaciones donde esto se ha producido, la cita en sí no se ha llevado a cabo, por lo que ambos terminan confiando el uno en el otro de que se mantendrá el secreto.

Trucos de las escorts para sus sesiones fotográficas

Tanto fotógrafos como las escorts en  Madrid cuidan al detalle el retoque obligatorio de las fotos cuando existen lunares, pequeñas cicatrices, o aquellas partes del cuerpo que harían que las escorts Madrid fueran perfectamente reconocibles. Para ello, y no nos engañemos, se aplica el Photoshop que también podrá eliminar cualquier pequeño tatuaje. En definitiva, detalles que si no se quitaran la escort Madrid sería perfectamente reconocible.

Pero hablando de tatuajes, cada día crece el número de chicas que comienzan por uno pequeño y discreto y acaban destrozando su piel con una infinidad de grandes tatuajes por lugares visibles y que no es del gusto de muchos clientes. En estos casos, además de que la labor de taparlos en ardua, tampoco es honesto que una escort se presente a una cita con tatuajes que no se vieron en sus fotos de presentación.

Esta es una realidad que se viene sucediendo con mucha frecuencia, quizá más de la deseada, por lo que muchos clientes de escorts buscan en los foros los comentarios que otros clientes dejan sobre escorts Madrid que han conocido. Sin embargo, aquellos que desean una cita donde haya algo más que sexo, se fían de las agencias de escorts que ya conocen por experiencias anteriores, sabiendo que las escorts que aparecen en sus webs, son realmente como se ven.

Sesiones frescas y naturales

Son muchos los estudios de fotografía para escorts especializados en realizar sesiones para acompañantes de lujo. En su mayoría buscan sacar provecho de las zonas del cuerpo más bonitas de las escorts. Pero esto se trabaja con una buena iluminación, dirigiendo a las escorts (que no son precisamente modelos) y unas poses insinuantes. Otros, por el contrario, pecan del excesivo uso del Photoshop, del borrado de grandes tatuajes, o incluso de aumentar las tallas de pecho, disminuir las de caderas o reducir el tamaño del culo. Las decepciones de los clientes con estas escorts Madrid suelen ser continuas.

Decálogo para una buena sesión de fotos de escorts

  • No engañar con retoques innecesarios.
  • No lucir lencería o ropa que se haya usado en su vida particular.
  • Cuidado con los complementos. Ninguno que pueda identificar a la escort.
  • Maquillaje y peluquería. A pesar de que la cara luego se difumine.
  • Buscar entornos naturales para las sesiones acorde con la temporada.
  • No es necesario enseñar pecho. A veces la insinuación es la clave.
  • Cuidado con los decorados artificiales. Quitan originalidad a las sesiones fotográficas de escorts.
  • Manicura y pedicura. Importante a la hora de realizar una sesión.
  • Utilizar diferentes cambios de ropa o lencería dan una mejor impresión a los clientes de escorts.
  • No acompañar a las sesiones de fotos con medidas falsas. Cómo altura, tamaño de pecho, caderas y cintura.

Pero seguimos comentando como las escorts intentan, sin perder la honestidad y con el ánimo de no engañar a nadie, hacerse sesiones fotográficas disimulando su propia identidad. Y todo ello siguiendo los puntos anteriores que son los más sencillos, pero a la vez los más importantes para unas bonitas e insinuantes sesiones fotográficas de las escorts.