escorts-universitarias-de-Madrid-futuro-incierto

Escorts universitarias. Futuro incierto

Las escorts universitarias ven ahora como su futuro pende de un hilo

Muchas de las escorts universitarias son chicas que compaginan sus estudios universitarios con el ejercer como acompañante de lujo.

Madrid es una ciudad perfecta para todas estas escorts universitarias que proceden de otras provincias. Pero este año, y más que nunca su futuro es muy incierto.

Las universidades madrileñas tienen entre sus estudiantes a cientos de escorts que a la vez que estudian su carrera universitaria ejercen como damas de compañía. El anonimato que la ciudad brinda a estas chicas hacen que difícilmente puedan tener una cita con algún conocido, por lo que Madrid es la ciudad perfecta para estudiar y a la vez sacarse un dinero como escort.

Sin embargo, la sombra del COVID sigue planeando sobre nuestras cabezas, siendo en la fecha que se publica este artículo la Comunidad Madrileña la que más casos de contagiados presenta, algo que dificulta en gran medida un desarrollo normalizado del curso y también una población de hombres que tienen miedo a pedir una cita con una escort, por las posibilidades de contraer el COVID, a pesar de que ellas mismas se hacen pruebas de control casi de forma semanal.

Gastos, alojamiento y una extraña situación académica

No olvidemos que para las escorts universitarias que viven en Madrid y proceden de otras provincias, la vida no es sencilla. Además de tener que hacer frente a sus propios gastos básicos, como pueda ser la alimentación, el alquiler de una vivienda, el transporte y todos aquellos que se derivan de sus estudios universitarios. Por ello, en estos momentos donde muchas escorts universitarias ya se iban instalando en sus casas y comenzar a estar disponibles como escorts, ahora todo es un mar de dudas debido a la incidencia del COVID.

Queda poco menos de un mes para que la actividad universitaria comience, pero si es puramente presencial, los motivos para pensar que las propias facultades pasen a ser una fuente de contagios que aumente el número de afectados y en consecuencia se anulen las clases.

Esto ya ocurrió en el pasado curso, donde alumnas y alumnos decidieron regresar a sus lugares de origen previniendo un confinamiento que finalmente sucedió.

Y es que Madrid no es una ciudad precisamente barata, por lo que muchas universitarias ejercen como escorts de lujo de manera continuada durante la duración del curso. Así, sus ingresos aumentan considerablemente y pueden llevar una vida más cómoda en todos los sentidos.

Este año piensan… ¿Es prudente ir a Madrid para matricularse en una Universidad que puede cerrar sus puertas a las pocas semanas? O ¿Está la situación para que surjan tantos servicios como de costumbre?

Realmente toda una disyuntiva.

Los estudios antes que el mundo escort

Lo que si es cierto es que estas escorts que además estudian en la Universidad, tampoco pueden quedarse de brazos cruzados en otras localidades sin saber como la pandemia se irá desarrollando. Son chicas, que además de estudiar, también quieren ganar dinero, y para ellas, desinihibidas y abiertas, ser escort no es algo de lo que se avergüencen, sino todo lo contrario, les gusta el sexo y por lo general su juventud y sus cuerpos naturales son del gusto de muchos de los clientes.

Por lo general las escorts universitarias, a pesar de tener este año un futuro incierto, son chicas muy pasionales y entregadas. Ellas no han caído nunca en la rutina ni en la desidia de acudir a una cita desganadas. No son profesionales, no están horas y horas en un piso o local, sino que por el contrario son señoritas acostumbradas a ir a hoteles de lujo, domicilios, o apartamentos concertados.

Escorts universitarias. Chicas alegres y desinhibidas

La naturalidad con la que se comportan las escorts universitarias llama especialmente la atención. No necesitan fingir, adular a los clientes, sino que su atractivo radica en su encantadora naturalidad. Son directas, abiertas, muy sinceras, y si algo no les gusta no tendrán ningún reparo en decirlo. Pero a la vez también son pasionales y comprometidas con su trabajo como acompañante de lujo.

Estas chicas viven en el mundo real, no entre cuatro paredes como puedan ser las escorts que están encerradas horas y horas en un piso. Se relacionan, van a la Universidad, por lo que su conversación siempre es del todo interesante. Además, las escorts universitarias suelen dominar al menos un idioma, el inglés, y si es el caso de chicas que estudien otras lenguas, también se desenvolverán especialmente bien con clientes extranjeros en otros idiomas.

Para muchos hombres las escorts universitarias son las preferidas, ya que además de ofrecer los mismos servicios que otras, también aportan esa educación y discreción que desean pasar desapercibidas para que nunca su trabajo se sepa en sus círculos más cercanos.

Veremos como se desarrolla todo para estas escorts universitarias con un futuro incierto por culpa de la pandemia que nos asola.

Deja un comentario