Escorts pornostars, un tipo diferente de sexo en Madrid

Las escorts pornostars no dejan de ser chicas que trabajan fundamentalmente en Madrid y Barcelona. Dejaron el cine porno para ser acompañantes.

Escorts pornostars son aquellas chicas que tras años de estar delante de la cámara rodando escenas de lo más atrevidas, pasan a ser escorts en ciudades como Madrid y Barcelona.

Chicas que por diversos motivos han dejado o combinan el mundo de cine porno con el de prestar servicios sexuales.

Y es que, aunque parezca que todo el cine porno que podamos ver en internet está protagonizado por actrices extranjeras, España no deja de ser uno de los países donde más porno se consume y a la vez donde más se produce.

Por lo general las escorts pornostars comenzaron su carrera delante de los focos muy jovencitas. Chicas que en su mayoría acudieron a ciudades como Madrid o Barcelona a abrirse camino en un mundillo donde rodar una escena supone una gran cantidad de dinero para ellas.

Pero si no se sale fuera de España o las grandes productoras internacionales no les ofrecen papeles para sus producciones, las chicas terminan siendo escorts en Madrid o Barcelona.

Jóvenes y muy experimentadas

Las escorts pornostars suelen ser chicas jóvenes. En el mundo del porno se suele comenzar con 18 años, pero como decimos, la carrera en España suele ser muy corta. Pero esa escuela del cine les sirvió para aumentar su capacidad sexual ofreciendo servicios sexuales que quizá otras escorts de Madrid jamás se atreverían a practicarlos.

escort-pornostar-madrid

También en Madrid encontramos muchas escorts pornostars procedentes de países latinos. Chicas que hicieron sus pinitos en el mundo porno, pero una vez acabada la carrera de actriz, viajaron hasta nuestras ciudades para abrirse camino en el complicado mundo escort de Madrid.

Clientes de escorts pornostars

Existe un gran número de hombres aficionados al cine porno, a los que les encantan tener citas con escorts pornostars. La mayoría conocen su trayectoria profesional y no hay nada que les excite más que tener una cita con ellas. Pretenden que realicen los mismos servicios eróticos que vieron cuando ellas eran actrices, cumpliendo así una de sus grandes fantasías.

Sin embargo, para otros, las escorts pornostars no les atraen lo más mínimo. Algunos, a pesar de no confesarlo, se sienten inferiores e incluso con miedo a estar con una escort en Madrid de este tipo. Piensan que ella estará muy por encima de las circunstancias después de haber rodado escenas con hombres muy bien dotados.

Y es que una cita con una escort de este tipo puede ser lo más dulce del mundo, o por el contrario la experiencia sexual más excitante que jamás hayan tenido.

Otros deciden probar a pesar de esos temores, pero la predisposición poco segura por su parte, suele provocar desde eyaculaciones precoces, hasta eyaculaciones retardadas. Todo ello si no se bloquean y no consiguen excitarse junto a una de las escorts pornoestars de Madrid.

Escorts sólo y exclusivamente para sexo

A diferencia de quienes buscan tener alguna cita con una escort de lujo de Madrid, donde además de mantener relaciones sexuales, buscan compañía, las escorts pornostars sólo son reclamadas para sexo puro y duro.

Y es que cada vez más se demanda a escorts españolas con quienes pasar una velada entretenida e interesante y con unas relaciones sexuales más convencionales.

escort-española-madrid

También ellas se publicitan de manera independiente. Y en sus anuncios hacen gran hincapié en su carácter pornostar. Es su mejor reclamo para aquellos que desean tener sexo con una ex actriz porno.

Nuestra cultura no idealiza a las pornostars como chicas de bandera. Sin embargo, en países latinos, u otros como EEUU, Australia o Canadá, las escorts pornostars se mueve todo un negocio de escorts de lujo protagonizado por las grandes estrellas del cine porno.

Chicas que no han dejado nunca de rodar este tipo de cine pero que a la vez están siempre pendiente de las proposiciones de clientes caprichosos que desean mantener relaciones con ellas.

El éxito de las afamadas pornostars fuera de España

Nombres como los de Blondie Fesser, Verónica Leal, Susy Gala. las hermanas Sheila y Kesha Ortega, o la mítica norteamericana  Brandy Love, son escorts pornostars, pero lo más importante, verdaderos iconos sexuales de toda América.

pornstars-brandi-love

Ellas combinan abiertamente los rodajes con citas con hombres adinerados de todas partes del mundo, quienes las consideran verdaderas diosas sexuales. Para ellos son escorts de lujo, y cobran grandes cantidades económicas por prestar sus servicios sexuales.

De algunas se hablan maravillas por su complicidad en la cama, mientras que otras al parecer no son muy entregadas. Pero para el cliente que desea tenerlas como compañeras sexuales, sólo el hecho de que estén con ellos ya es una gran satisfacción.

Se trata de fantasías eróticas donde no es tan importante la manera de tener sexo, como con quien.

Para muchos clientes con poderío económico, el hecho de poder decir que ha tenido sexo con cualquiera de estas escorts pornostars, musas del cine porno, es más que suficiente. Son hombres fetichistas a los que les gusta presumir de con quién se ha acostado, y mientras más famosas mejor. Tanto si son escorts pornostars como cualquier chica de moda.

De hecho, no es extraño que algunas sean contratadas como escorts de lujo para impresionantes fiestas privadas, donde son el alma del evento. O acompañantes de lujo para derrochadores viajes a ciudades como Las Vegas.

Carla Mila.

 

 

4.5/5 (2 Reviews)