Cunnilingus. Conoce sus secretos más placenteros

Saber hacer un buen cunnilingus es algo que enloquece a cualquier mujer

La mayoría de los hombres creen que practicar el conocido cunnilingus no tiene ningún misterio y que a todas las mujeres les encanta. Equivocados están sin duda alguna. Y es que para muchos de ellos saber como dotar de placer a su pareja a través del cunnilingus, no deja de ser una asignatura pendiente.

Un buen cunnilingus puede ser para una mujer la fuente de goce sexual más intensa de una relación. Para muchas es la manera favorita de llegar a un orgasmo pleno y satisfactorio. Incluso más placentero que la penetración. Pero no depende de ellas, sino de su pareja o amante ocasional.

Por el contrario, otras no han conseguido disfrutar nunca de los placeres que ofrece esta forma de sexo. Tan sólo es parte de los preliminares sexuales.

La importancia de la buena comunicación sexual

El miedo o pudor de indicarle a un hombre cómo realizar un buen cunnilingus, sigue siendo parte de la poca comunicación. Y es que tampoco ellos nacen enseñados. Pero muchos si podrían aprender un poco más tan sólo con seguir las señales de placer que la mujer debe sentir y comunicar.

Por ello insistimos tanto en que los llamados gemidos eróticos, no deja de ser una manera de comunicación importante. Como tampoco esas palabras que algunas personas llaman “sexo sucio”, pero que estimulan las relaciones sexuales.

Una mujer no deja de se una dama si las usa en la intimidad, pero parece que en el caso del cunnilingus pocas veces indican cómo hacerlo.

Desde aquí daremos algunos consejos para su practica y así dar a conocer los secretos de como realizar un buen cunnilingus.

¿Cómo disfrutar de un excitante cunnilingus?

Disfrutar de un excitante cunnilingus sexual es algo que tristemente depende de la pareja. De ahí que no esté en manos de la mujer. Pero lo cierto es que alcanzar el orgasmo de esta manera, es para muchas lo más placentero de las relaciones sexuales.

cunnilingus

No es mas que una forma de sexo oral en la que el hombre lame, muerde, chupa, acaricia, el clítoris de la mujer a través de sus labios, lengua y manos. Incluso los dientes, siempre con cuidado, pueden ser utilizados en un buen cunnilingus. Las zonas no dejan de ser los labios de la vulva (labios superiores e inferiores) y la entrada de la vagina.

Conocer por lo tanto un poco la anatomía femenina no le vendrá mal para saber que zonas debe estimular y con qué intensidad. No se trata de lamer a lo loco sin sentido alguno. El cunnilingus, a pesar de ser muy común en las relaciones sexuales, quizá es el acto sexual más complicado para muchos. 

Preliminares sexuales y cunnilingus

Por ello debemos hacer saber a los hombres, que primero, antes de comenzar el cunnilingus la mujer debe estar lo suficientemente excitada. Un gran error que se produce con frecuencia es el de muchos que directamente, sin ningún tipo de preliminares sexuales, se lanzan a besar el clítoris sin más.

En primer lugar, esto provoca una reacción inversa a la deseada. Muchas mujeres no se sienten cómodas ni gozan de esta manera. Y lo que es más grave se le quitan las ganas de seguir con la relación sexual.

La mano masculina puede empezar a acariciar suavemente la zona genital femenina acorde con besos, caricias o masajes. También con la otra mano es conveniente estimular otras partes. Los pechos, culo, ingles, cuello. Todo ello sin dejar de besar apasionadamente o lamer las zonas más erógenas femeninas.

Siempre antes del coito

Muchas parejas prefieren alternar el cunnilingus con la penetración. Cambiar de posturas frecuentemente, pero en el caso del cunnilingus se aconseja no mezclarlo por evitar infecciones que pueden proceder del llamado líquido pre seminal. En él se encuentran restos de orina. También si se desea volver a los besos, es aconsejable un simple enjuague.

A muchas mujeres no les gusta el sabor que deja su propio flujo. Como a otras tampoco les agrada el sabor que procede del semen. La ingesta de determinados alimentos hará que nuestros propios jugos cambien de sabor.

Pero lo importante es saber cuándo y cómo proceder a un cunnilingus que dote a la mujer de placer. Así, comenzando con suavidad, lamiendo poco a poco la zona vaginal para más adelante dedicarle tiempo y cuidado a los labios vaginales. Siempre sin olvidar que las manos también pueden acariciar el resto del cuerpo de la mujer, ella podrá llegar al orgasmo pleno y placentero.

Una práctica sexual que está de moda

Ante el miedo a un no deseado embarazo, cada vez los más jóvenes recurren al sexo oral. Para ellos es una práctica mucho más habitual que en las parejas adultas. Además, ellos conocen el placer de una buena felación, lo mismo que a ellas les encanta que les hagan un buen cunnilingus.

cunnilingus-orgasmo

En la llamada postura del 69 ambos proceden al sexo oral a la vez. Quizá de las pocas posturas sexuales donde se ponen de manifiesto la intensidad, equilibrio y compenetración en la pareja. Y todo para proceder a dar un placer deseado y ansiado. Tanto a darlo como a recibirlo.

La excitación debe ser parecida, con el fin de que ambos lleguen al orgasmo simultáneo. Y es que ver como la pareja goza con tus movimientos realizados con la boca, es algo que excita mucho a ambos.

Los jóvenes son mucho más imaginativos y innovadores en el sexo. La influencia del porno, junto con la avidez de lograr placer de diversas maneras, les hace tener unas relaciones sanas.

Para ellos no es extraño realizar un cunnilingus, a la vez que para ellas tampoco es desagradable la felación. Algo que para sus abuelos no eran más que guarrerías de depravados sexuales.

Pero para nuestros padres, si formaba parte del mundo de fantasías eróticas. Normalmente llegaban a conocer los placeres de realizar un cunnilingus con putas de lujo

Hoy en día las escorts lo ofrecen como parte de sus servicios eróticos. A pesar de que el goce es para ellas, son conscientes del morbo que provoca realizar un cunnilingus a muchos hombres.

Que no hacer durante un cunnilingus 

Hemos comentado brevemente alguno de los consejos para la practica de un cunnilingus, pero vamos con lo jamás se debe hacer.

Succionar o soplar en la vagina de la mujer, puede además de producir dolor, significar el fin de la relación sexual.

Hablamos de lamer, acariciar, incluso mordisquear muy suavemente, pero nunca de soplar o aspirar. Algo que muchos hombres piensan que producirá placer a la mujer, pero el efecto es totalmente el contrario.

Humming, una variante sexual del cunnilingus

Sin salirnos de los beneficios placenteros del cunnilingus, existe una variante de esta manera de sexo oral denominada “humming”.

Pocos y pocas la conocen, pero su puesta en practica es recomendable si se hace con cuidado.

Consiste en realizar sonidos guturales con la garganta. Si, no estamos de broma. Realizarlos en la vagina, hará que se provoque una especie de cosquilleo en esa zona vaginal. Esto producirá que la mucosa genital femenina se excite mucho más y consecuentemente aumente el placer.

No debemos nunca olvidar que el clítoris y lo que le rodea, está repleto de terminaciones nerviosas muy sensibles y ávidas de ser estimuladas.

Carla Mila

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)