Cita perfecta con escorts. Consejos para disfrutar

Una cita perfecta con escorts de Madrid de nuestra agencia, no es algo complicado. Tan sólo basta con cumplir una serie de normas básicas.

Por lo general, una cita perfecta con una escort no es algo que tenga muchos secretos  si ambos, chica y cliente mantienen una serie de pautas casi de sentido común. Pero en este mundo, hay personas de todo tipo. Desde las que consideran que han “comprado” por una hora o dos la voluntad de una persona, hasta los verdaderos caballeros que las tratan como a princesas.

Afortunadamente abundan más los segundos. Hombres educados y discretos que corresponden con amabilidad a las chicas en sus encuentros. Y es que la base de una cita perfecta no deja de empezar con la educación y el respeto. Algo que nos gusta a todos, pero en estos tiempos se agradece aún mucho más.

Si todo comienza con un buen pie, con cierta complicidad y con las cosas claras, la cita perfecta no tendrá porqué no acontecer. Y es que la sinceridad y transparencia también son conceptos que se deben tener en cuenta. Nos referimos a los servicios. Y es que por mucho que hayan leído en las webs de las escorts, conviene siempre pactar aquellos servicios que son más delicados. Nos referimos a algunos como es el francés hasta el final o el sexo anal. Otros obedecen a deseos sexuales que no dejan de ser fruto de la influencia del porno en el mundo escort

Muchas escorts no lo practican sin un suplemento y no debe ser nunca motivo de que el encuentro se vea enturbiado por un malentendido. Otras si hacen francés natural, por no decir la mayoría. Sin embargo, no toleran que el hombre eyacule en su boca. Si ocurriera esto, el encuentro dejaría de ser el idóneo, ya que rompería el clima erótico creado y por supuesto dejaría de ser de lejos una cita perfecta.

Abonar el servicio antes de comenzar

Siempre ha sido costumbre pagar el servicio del que se va a disfrutar antes de comenzar. Tanto para los clientes como para las escorts, no deja de ser el momento más tenso y a la vez más frío. Dinero y sexo no siempre parece que encajan. Máxime cuando ya ha habido alguna palabra cariñosa para romper el hielo. Sin embargo, es la costumbre. Siempre ha sido así desde tiempos inmemorables.

sexo-de-pago

Lo triste es que esta costumbre no obedece a la desconfianza, sino a que aún hay hombres que no desean precisamente una cita perfecta, sino una cita gratis. Cuando terminan se inventan mil y una excusa para no abonar el servicio. Desde que “bajo al cajero y subo”, hasta “te hago una transferencia bancaria”. Por supuesto son mentiras que pueden dejar a las escorts sin cobrar por sus servicios.

Pero casi en el 99% de los casos, los hombres no desean complicaciones y saben que deben abonar el servicio antes de que este comience.

Higiene corporal para una cita perfecta

Un duro e intenso día de trabajo puede que produzca en nuestro cuerpo malos olores. Sobre todo, en verano, que es inevitable sudar en Madrid. De ahí que la higiene sea tan importante para disfrutar de una cita perfecta. Nada tan sencillo como comenzar la relación con una excitante  ducha erótica. Además de ser altamente sexual, puede ser el mejor de los preliminares para comenzar los juegos más divertidos bajo el agua. Y lo más importante, sentirse más cómodo y relajado además de haber ahuyentado los malos olores.

Nada se hace más complicado para una escort que estar con un hombre que desprende malos olores que hacen difícil tener una cita perfecta. La higiene además es sinónimo de intentar agradar al máximo a las amantes ocasionales que siempre acuden a las citas de la manera más elegante y pulcra. Y por supuesto desprendiendo fragancias suaves y eróticas.

Si antes hablábamos de que el pago se realiza al principio, también muchas acompañantes invitan antes de nada a que sus clientes pasen primero por la ducha.

Puntualidad y discreción

España no es precisamente el ejemplo de la puntualidad. Siempre se perdona que alguien haga esperar al menos unos diez minutos. Pero en el caso de que se desee una cita perfecta con una escort, la puntualidad de ambos debe ser respetada.

Las chicas de compañía cobran por lo general por horas de servicio, por ello suelen ser puntuales para que nunca haya reproches. Así como también les gusta que sus clientes acudan a la cita de la misma manera. A la hora pactada.

Los problemas surgen cuando los encuentros se producen en apartamentos concertados, que tiene un coste por horas, mientras que, en las citas en hoteles o domicilios, son ellas las que deben ser siempre puntuales. No provoca buena imagen llegar tarde. Ya que a los clientes no les gusta esperar, como es lógico, y pueden que tan sólo dispongan de un tiempo limitado para disfrutar de los encantos de las acompañantes.

De la misma manera que ellas siempre se presentan de manera discreta, sin llamar la atención con su manera de vestir y su maquillaje suave, tampoco desean esperar. A todas ellas les molesta que, en el hall de un hotel o el portal de una comunidad de vecinos, todo el mundo las observe.  Nunca la impuntualidad puede ser el comienzo de una cita perfecta.

Crear la complicidad idónea

Muchos son los clientes que han sufrido encuentros fríos y poco pasionales con chicas que dicen ser escorts. Pero lo importante para tener una cita perfecta con una verdadera escort de lujo es la complicidad y la confianza. Crear un ambiente erótico, disfrutar de los preliminares sexuales, charlar un poco sin complejos, son los mejores comienzos para esa cita perfecta.

No sólo se disfruta de un cuerpo femenino, sino también de una compañía agradable que hará que más tarde la pasión y la entrega surja de manera espontánea.

escort-de-lujo

El cortejo nunca debe estar ausente, aunque se trate de sexo de pago. Ellas harán siempre todo lo posible para que los clientes se encuentren cómodos y deseosos de disfrutar.

Hacer cumplir las fantasías más eróticas de ellos no deja de ser la meta de toda escort de lujo que se precie.

Carla Mila

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)