Bondage erótico. Morbo, seducción y placer

El bondage erótico. Juegos sexuales excitantes y placenteros

Los amantes del bondage erótico, prefieren que no les confundan con amos ni sumisos. Ellos no practican lo que se denomina BDSM, al igual que las chicas que les gusta sentir nuevas experiencias sexuales que se salen de lo cotidiano.

Y es que el llamado bondage erótico no tiene una carga de masoquismo, ni de sumisión, sino que son prácticas sensuales que a muchas y muchos les fascinan.

Se trata de jugar de manera sensual y erótica sobre todo en los preliminares sexuales. No de usar elementos que puedan provocar dolor de ningún tipo.

Es el llamado bondage erótico donde cada paso está consensuado, por muy suave que sea. También donde las parejas pueden hacerse pasar por uno y otro rol. Pero siempre buscando el placer, dar rienda suelta a las fantasías y reafirmar la sexualidad común.

bondage-erotico

Juegos que excitan y seducen

La imaginación es la piedra angular de toda relación sexual que se precie. Así, tanto ellas como ellas, podrán excitar sus cinco sentidos con el llamado bondage erótico.

Comparado con otras prácticas sexuales, es algo inocente, donde ambos se divierten, se ponen a prueba y se excitan de manera peculiar. Fuera de lo cotidiano y lo común. Haciendo de su sexualidad algo más que un encuentro rutinario y cotidiano.

Los deseos se disparan, el corazón late más deprisa y se libera mucha más adrenalina. Y lo más importante, se mantiene una tensión sexual agradable y placentera cuyo final es siempre reconfortante para ambos.

Los juegos que se derivan del bondage erótico no son nada nuevo. Cientos de parejas que no han querido pasar al estadio del llamado BDSM, se sirven de ellos para conservar lo erótico y sensual de sus relaciones.

Con ellos se expresan, se divierten, y por supuesto se excitan para tener siempre una buena salud sexual.

Bondage erótico y confianza personal

El término “bondage” proviene del termino en inglés cuya acepción significa “esclavitud o servidumbre”. Algo que el BDSM si lleva a sus extremos sexuales más elevados. Sin embargo, en lo que conocemos como bondage erótico, la sumisión o la dominación no dejan de ser roles pasajeros. En la misma relación sexual se pueden intercambiar.

Pongamos un ejemplo. En primer lugar, la mujer puede ser la que adopte el papel de sumisa y el hombre el de amo. Un tiempo después son ellas las dominantes y ellos los que se rinden a sus pies.

Un juego sexual divertido y a la vez excitante, que desarrolla la imaginación, la confianza del uno con el otro y por supuesto el placer.

Muchas personas creen que todo comenzó tras el lanzamiento de la obra “Cincuentas sombras de Grey”. Una trilogía que revolucionó a muchas parejas y que también pudieron ver en su adaptación al cine. Pero el llamado bondage, es algo milenario, que siempre se contemplaba como un tema tabú. Algo propio de parejas con desviaciones sexuales y donde sus prácticas no dejaban de ser fruto de una lujuria desatada.

La obra sirvió para desmitificar el bondage, y para muchas mujeres y hombres, también para recorrer los primeros pasos del bondage erótico.

Un camino hacia nuevas sensaciones que hasta entonces eran desconocidas, pero que hoy en día forman parte de su sexualidad.

También muchos hombres desean realizarlo con chicas escorts. Para ella, el sado erótico es un servicio erótico más, siempre que previamente se haya consensuado todo lo referente al bondage erótico.

bondage-erotico-con-escort

Claves para disfrutar del bondage erótico

Las ataduras para inmovilizar el cuerpo, suelen ser los primeros elementos que se utilizan en el bondage. En las prácticas BDSM se recurre a fuertes y gruesas cuerdas o cadenas. En el bondage erótico es más común que sean pañuelos de seda o esposas que parecen de juguete.

Así, una vez sujeto el cuerpo de la mujer o del hombre, podrán iniciarse las practicas sexuales que se deseen. Pero siempre jugando con esa especie de indefensión, que tanto excita a muchas mujeres. Sentirse una sumisa erótica no deja de ser una fantasía muy común. El bondage le da a la mujer la posibilidad de experimentarlo. A la vez que los hombres, que tampoco les importa ser atados de pies y manos y dejarse llevar por su pareja.

El otro rol, el de la dominación, también provoca un gran morbo a la vez que deseos casi incontrolables por un placer repleto de nuevas sensaciones. Una mujer se sentirá siempre poderosa vestida de cuero negro y con una fusta en la mano. Al igual que en los hombres, que se desprenderá esa faceta de macho dominante que tanto les gusta.

Pero recordemos, siempre de manera consensuada por mucha confianza que exista.

Juguetes para disfrutar plenamente del bondage erótico

Antes de continuar más allá de las ataduras, sólo decir que a muchas personas el sentirse inmovilizados, les puede provocar una sensación fuerte de agobio. Por ello se recomienda al principio tener cerca unas tijeras de punta redonda para una rápido desatado.

Todo ello se contempla en los juguetes eróticos creados especialmente para el bondage erótico.

De la misma manera, las esposas que son siempre cubiertas de suaves telas tipo peluche, tienen un sistema rápido de apertura. No es necesario esperar a que la llave funcione correctamente.

Estas esposas desprenden sensualidad y erotismo, ya que su propio aspecto no es intimidatorio, sino todo lo contrario.

esposas-bondage-erotico

Recordemos que en el bondage erótico se busca siempre el goce y disfrute, no pasar malos momentos lejos del dolor o las malas experiencias.

Así, de la misma manera, las fustas que se utilizan suelen tener más plumas y elementos para acariciar, que trozos de látigo para castigar.

Son altamente eróticas y su función no es otra que usarlas para acariciar con ella las zonas erógenas tanto del cuerpo de la mujer como el del hombre.

Vendas y antifaces para potenciar los sentidos

El hecho de anular el sentido de la vista no tiene más intención que potenciar el resto. De ahí que los eróticos antifaces cumplan la misión de no ver las acciones de la pareja y concentrarse sólo en sentirla. También evita cualquier tipo de distracción que estos juegos puedan ocasionar.

El tacto juega un papel fundamental, por eso en el mercado se pueden encontrar decenas de modelos, que además de anular la visión momentáneamente, son altamente eróticos y desprenden mucha sensualidad.

Son ellas las que prefieren usar los antifaces o vendas sugerentes. El hombre tiene más desarrollado el instinto visual asociado al sexo. Por lo que siempre gozará contemplando los sensuales movimientos y reacciones de la mujer.

De hecho, la inmensa mayoría de ellos, no se podrán resistir tampoco a prendas de cuero negro o látex. Conjuntos que emularán a las dominatrix y que son poderosamente excitantes.

Contemplar a su propia pareja incluso con una ropa interior elaborada con estos materiales, será el principio más sugerente con el que pueda soñar.

Carla Mila

 

 

 

0/5 (0 Reviews)