Atención a mujeres. Servicio de escorts

También los servicios de atención a mujeres son mucho más comunes de lo que se puede pensar

Dentro de los servicios que las escorts realizan, quizá sea la atención a mujeres el menos conocido y el más discreto, pero no por ello no deja de ser una realidad común. Y es que cuando hablamos de sexo de pago, nunca se nos viene a la cabeza que las mujeres también quieren disfrutar de los encantos de una preciosa y joven acompañante.

Las razones que impulsan a las mujeres a buscar chicas de compañía que realicen este servicio son fundamentalmente dos. La homosexualidad de la clienta o las ganas de probar tener sexo por primera vez con una chica.

De ahí que la mayoría de las putas de lujo sean bisexuales, han tenido relaciones con clientas también en forma de trío y ofrecen el servicio de atención a mujeres.

Relaciones en tríos

La mayoría de las escorts suelen tener su primera experiencia con mujeres cuando realizan un trio por primera vez. En este servicio no sólo el hombre busca el placer de estar con dos chicas a la vez, su pareja y una escort. También ellas, desean una atención a mujeres. Así tener la primera experiencia bisexual.

Una de las fantasías más comunes de las mujeres es tener relaciones con otra. Quizá las influencias culturales y religiosas han impedido durante muchas décadas, que este tipo de encuentros se lleven a cabo. No hay que olvidar que a las mujeres que no son bisexuales. A aquellas que nunca han estado en compañía intima con otra mujer, les cuesta mucho dar el paso.

trio-con-escort

No tanto cuando es en compañía de su pareja, que por lo general disfrutará viendo como entre besos y caricias.Su pareja disfruta tanto como él con esa joven invitada especial.

A los hombres les excita ver a dos mujeres practicando sexo en sugerentes escenas de lesbico. De hecho, las webs porno más visitadas son aquellas que contienen vídeos con escenas de carácter lesbico.

Atención a mujeres con fantasías sexuales

Los hombres tienen como una fantasía frecuente el poder tener relaciones, entre otras, con dos putas de lujo a la vez, en lo que se denomina servicio de dúplex. No suelen acudir a hombres escorts, para satisfacer sus deseos más eróticos. A no ser lógicamente que sean homosexuales. En la mujer si es una fantasía muy común el tener relaciones con una mujer. Al menos por probar las sensaciones más placenteras que puedan obtener. Por ello, y tras mucho meditarlo, buscan entre las webs de agencias de acompañantes a aquella chica que le inspire confianza, discreción y que además sea sexy. Siempre es una decisión muy meditada, nada impulsiva. Las dudas que surgen  en la mayoría de las ocasiones son bastantes.

El hecho de desconocer como será la relación puramente sexual, como crear un buen ambiente, no tiene nada que ver que cuando el sexo es con un hombre. De ahí a que precisamente busquen a escorts bisexuales y aclaren que realizan servicios de atención a mujeres exactamente. Y que no sólo sean capaces de llevar a la práctica servicios de lésbico o tríos para para parejas.

No desean estas clientas unas caricias y besos sin más, sino una relación intensa donde puedan llevar a cabo juegos eróticos, besos pasionales y cunnilingus incluido.

Suelen ser de mujeres de mediana edad, normalmente separadas o divorciadas y cansadas de relaciones esporádicas con hombres. Buscan una plena libertad sexual, y cumplir sus fantasías más eróticas. Por ello, una escort que realice el servicio de atención a mujeres, puede poner ese toque de diversión y goce que tanto ansían.

Una atención a mujeres personal y muy discreta

Decíamos que no es un paso fácil para ellas. Lo primordial para este tipo de mujeres es que la escort elegida, sea una chica bella, con precioso cuerpo, joven, pero sobre todo discreta y muy educada.

Es inevitable para estas mujeres que nadie se entere del servicio con una preciosa acompañante. Ya que por lo general suelen tener hijos y una condición social donde les preocupa que esta relación ocasional vea la luz.

Los lugares más comunes para llevar a cabo el servicio de atención a mujeres, suelen ser  discretos hoteles. La habitación se alquila sólo para esta relación a escondidas. Y no suele estar próximo el hotel a su lugar de trabajo o de residencia.

Al contrario que los hombres, el temor a que se conozca esta furtiva relación con una acompañante, es mucho mayor. Ellas piensan con recelo el qué pensarían sus hijos o hijas si se enteraran. Un prejuicio que nos puede parecer absurdo, pero que respetamos.

sexo-con-escort

En busca del placer más íntimo 

Muchas mujeres piensan que son ellas mismas las que conocen mejor y como estimular el placer a otras. Si bien es cierto que ellas mismas saben perfectamente explorar el cuerpo, las zonas más erógenas, además de la sensibilidad para excitar sus cuerpos.

También reconocen que siempre echarán de menos la penetración más profunda en el coito. Pero pueden ser tan placenteros los propios juguetes sexuales pensados para emular la acción del pene.

Además de ser mucho más amantes de la belleza en general, admiran casi más que los hombres los cuerpos armoniosos, jóvenes y sugerentes. Pero ya metidos en el terreno sexual, ansían que, dentro de las relaciones más íntimas, que les practiquen un deseado cunnilingus.

Una verdadera asignatura pendiente de muchos hombres que se limitan a lamer el clítoris sin tener en cuenta otras zonas de la cavidad vaginal.

También piensan en como besarán sus pechos, en la delicadeza de sus manos y en el clima más erótico que se puede crear.

Atención a lesbianas

Otro gran grupo de mujeres que buscan el servicio de atención a mujeres por parte de las escorts, son las mujeres homosexuales.

Ellas buscan específicamente a acompañantes de su misma condición sexual, a pesar que sus servicios se dirijan principalmente a los hombres.

mujer-con-escort

La bisexualidad en el mundo escort es muy común, pero también muchas acompañantes de lujo en su vida privada prefieren las relaciones sexuales con otras mujeres. Por ello, estas escorts son las favoritas de las mujeres homosexuales. En principio porque el entendimiento sexual será mucho mayor. También porque la química que se crea desde el primer contacto es mucho más rica que en el caso de los hombres. Y por último porque el placer se multiplica al conocer ambas sus zonas erógenas a la perfección.

No es raro que de estas relaciones entre mujeres homosexuales y escorts, surjan verdaderas historias de amor que van más allá del mundo de las acompañantes de lujo.

Ya de por si las putas de lujo irradian sensualidad y simpatía, por lo que, si a ello le sumamos su condición sexual, son muchas las clientas que quedan prendadas de ellas.

Pero siempre dar el paso de dejar de ejercer como escort, para pasar a una relación seria, es una disyuntiva que en muy pocas ocasiones suele dar los mejores entendimientos personales.

Carla Mila

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)