Beso Blanco en Madrid

¿Qué es el beso blanco?

El llamado beso blanco no es más que besarse con la particularidad de que la escort llevará hasta la boca del cliente toda su eyaculación proveniente de una felación o francés. Junto al líquido seminal se trasladan también jugos vaginales que se mezclan con el semen, y para muchos encuentros es el sumun del placer. Normalmente son pocas las escorts de Madrid de nuestra agencia de putas de lujo quienes lo realizan, más que nada por el riesgo que conlleva de contagiarse de enfermedades venéreas de las que todos podemos ser portadores en potencia. Aquí no hay medios para prevenir, lógicamente el preservativo no tiene razón de ser, pero muchas escorts que conocen los hábitos sexuales de su cliente, si se atreven a disfrutar de este beso tan particular. El beso blanco está muy estigmatizado, pero en realidad los riesgos son similares a los del francés natural o francés hasta el final.

Beso Blanco en Madrid

Beso Blanco en Madrid
Consejos para un buen beso blanco

Tras la eyaculación del hombre en la boca de la escort de Madrid, es conveniente que esta no se trague el semen y mantenga en su boca la mayor cantidad para inmediatamente besarse y compartirlo. El beso blanco conlleva para muchos hombres un gran placer, aunque pueda parecer lo contrario. Saborear su propio semen junto con los jugos vaginales en los jugueteos de las lenguas es para muchos algo realmente excitante. Importante es no tragar, sino disfrutar del beso durante unos minutos. Y lo decimos tanto por la salud de las escorts de Madrid como la de quienes compartan con ellas un delicioso beso blanco. Desde hace unos años se ha corrido el rumor que tragar semen es beneficioso para la piel de la mujer. Nada más lejos de la realidad. Tragar semen no deja de ser una fuente de contagio si algunos de los dos son portadores de alguna enfermedad de transmisión sexual.


¿Qué no hacer durante un beso blanco?

Muchos hombres pretenden ser lo más precavidos posibles antes de realizar un beso blanco. Por ello se lavan antes la boca a base de enjuagues o cepillo de dientes. Esto no es más que un gran error. Tras la limpieza de nuestra boca, todo está más sensible a recibir ataques externos. Si, hemos eliminado un PH que sirve precisamente para protegernos y que siempre se recuperará pasado al menos un espacio de tiempo. Por ello, y como las escorts de Madrid saben perfectamente, la higiene no radica en los actos que se puedan producir antes de una relación sexual, sino que debe ser parte de las costumbres habituales de un hombre. Hasta la comida ingerida por un hombre puede provocar un gran rechazo a las escorts de Madrid. Y no nos referimos al aliento, sino al olor que desprende el líquido pre seminal si el cliente ha optado ese día por comer chocolate, brócoli, café, alcohol, espárragos o huevo, el mal olor y sabor estará asegurado.

Beso Blanco en Madrid