24horas +34 628 100 944

En multitud de ocasiones nos habremos preguntado sobre realmente quienes son las sustitutas sexuales tan comunes en países como los escandinavos indicadas para tratar problemas de sexualidad en hombres que acuden a terapias.

Y es que tarde o temprano estas sustitutas sexuales aplicarán sus intensos conocimientos en una relación directa con el paciente. Tendrán relaciones de todo tipo, llegando incluso a dormir con hombres que pueden ser solteros, casados o separados.

Pero la pregunta siempre ha estado en el aire. ¿Son putas de lujo quienes aplican estas terapias tan curiosas desde nuestro punto de vista? ¿O por el contrario son profesionales del sexo de pago?

La pregunta tiene una respuesta muy clara. Son sólo terapeutas que no cobran ya que los servicios sexuales no están indicados para un simple placer sexual, sino por el contrario ayudar al paciente a que tenga una vida sexual sana, placentera y repleta de buenos momentos. Sin embargo en la mente de todos está la idea que en este tipo de terapias, más que directas, no son las propias terapeutas las encargadas de practicar sexo con sus pacientes, sino que por el contrario son expertas y atractivas putas de lujo las que ayudarán a los hombres con problemas a reactivar su vida sexual.

La mentalidad en estos países sobre el sexo es muy avanzada, además en muchos de ellos el sexo de pago está totalmente perseguido y multado a quienes soliciten los servicios de putas de lujo.

Se conciben estas terapias con sustitutas sexuales desde un punto de vista que va más allá del goce, sino que lo que se pretende es que los problemas, traumas, miedos o inexperiencias se traten de manera profesional.

Estos pacientes acuden con frecuencia a su terapeuta, con la que deberán mantener ciertas distancias emocionales, ya que es muy fácil caer en enamoramientos o pretender que la relación continúe después de la terapia. Y más cuando han podido ser meses su perfecta amante entregada para llevar a cabo la adecuada terapia.

Carla Milla

http://www.carlamila.es 

0 comentarios