Dúplex

¿A qué llamamos Dúplex?

De todas las fantasías sexuales más íntimas que pueda tener un hombre en su vida, la primera de ellas es sin duda el estar con dos mujeres a la vez. En el mundo escort a este servicio se le denomina como dúplex, no como trio, a pesar de que sean tres las personas que intervienen; un hombre y dos escorts de Madrid. En realidad, la experiencia consiste en multiplicar por dos las sensaciones que dos putas de lujo puedan despertar en el cliente. Desde besos entre los tres hasta un francés natural realizado por dos escorts que se complementarán a la perfección para dotar de un infinito placer al encuentro. Hay que tener en cuenta que los servicios también se doblan. Mientras realiza sexo vaginal o anal con una puede ser besado, acariciado por otra. Y así sucesivamente, sin perder ni un detalle de lo que dos escorts pueden llegar a conseguir con un hombre; multiplicar las sensaciones más sexuales.

Duplex

Duplex
¿Cómo disfrutar plenamente de un dúplex?

El secreto para disfrutar plenamente de un dúplex con dos escorts de Madrid radica en no centrarse tan sólo en una de ellas que nos pueda atraer más físicamente, sino dejar que ambas desarrollen los servicios que mejor saben hacer. Por ello el físico no servirá de guía sino sus comportamientos más sexuales. Sabemos que siempre habrá una de las dos que destaque por los gustos personales del cliente, pero para disfrutar plenamente es casi mejor que ellas tomen la iniciativa y dejarse llevar. Casi de manera intuitiva las escorts de lujo adivinan que quiere cada hombre y en cada momento, por lo que ellas se darán paso alternativamente a realizar los servicios más placenteros. Normalmente las escorts que realizan un dúplex ya se conocen de otros servicios, por lo que la compenetración siempre es un punto a favor del cliente.


¿Qué no hacer durante un dúplex?

A la hora de plantearse disfrutar de un dúplex con dos preciosas escorts de Madrid, muchos hombres parten del reto que deben, en un tiempo determinado conseguir que ambas obtengan igual placer sexual, o que al menos lleguen al orgasmo. Es muy loable por parte de los hombres contentar sexualmente a las escorts, pero esto no siempre es posible. Algunas de ellas necesitan más tiempo o es precisamente durante un dúplex cuando desvían más la atención a que el cliente disfrute. Por ello, se deben de dejar a un lado esas ideas de “cumplir” con dos chicas y dejarlas realizar su trabajo. Tampoco interrumpas si ves que entre ellas se dan placer, es parte del juego y como tal debe ser excitante para los tres; cliente y escorts. Así que no seas celoso, y deja que las chicas también disfruten un poco entre ellas.

Duplex