Postura del 69

¿En qué consiste la postura del 69?

Si tuviéramos que definir brevemente en qué consiste esta postura sexual del 69. que proviene del Kama Sutra, diríamos que no es más que la práctica sexual de darse placer mutuamente a base de un intenso francés por parte de la escort de Madrid y un cunnilingus hacia ella, que practica su amante ocasional.

También puede darse el caso que ambos realicen el cunnilingus de manera simultánea. Por lo que sus cuerpos deberán estar de manera invertida uno sobre el otro. Es decir la cabeza de ambos siempre de cara a los genitales.

Disfrutar de un buen 69 con una escort no tiene más secreto que intentar compenetrarse en el ritmo con el que se realiza. Así, cuando ambos estén plenamente excitados tras preliminares o juegos eróticos, será el momento idóneo de adoptar esta postura cuyo fin es alcanzar un placer simultáneo. Algo que sabemos que no es sencillo, pero no imposible.

Postura del 69

Postura del 69
Consejos para una buena práctica del 69

Para muchos clientes de las escorts de lujo de Madrid, el 69 no deja de ser algo que han visto en escenas porno. Tradicionalmente no es que sea una postura de las que se experimentan en pareja, aunque las cada vez más evolucionan sexualmente y ya no es algo tan extraño realizarlo en la intimidad.

Disfrutar de un 69 es sinónimo de darse placer al mismo tiempo intentando alcanzar el orgasmo de manera simultánea. Por ello debemos de estar atentos a dos aspectos. El primero es intentar que el grado de excitación a la hora de realizarlo sea más o menos igual o muy parecido. El segundo es estar muy pendiente de la excitación con quien realizas esta postura para no obtener el orgasmo de manera muy rápida ni tampoco a destiempo.

El 69 requiere una cierta compenetración, por lo que no es extraño que tras descubrir sus placeres, se repita siempre con la misma puta de lujo.


¿Qué no hacer mientras realizamos la postura del 69?

Tal y como hemos comentado para disfrutar plenamente de la postura del 69 es importante intentar que los orgasmos tanto de los clientes como de las escorts Madrid, se produzcan si no de manera simultánea, casi al mismo tiempo.

Ahí es donde radica el verdadero placer de esta postura, ya que si no fuera así no dejaría de ser un francés natural y poco más. Dar placer mientras se recibe es excitante, por lo que debemos intentar marcar un ritmo a la hora de realizar un cunnilingus que venga casi marcado por el francés que estamos disfrutando.

La intensidad de la felación, los gemidos, incluso sus movimientos de cadera, serán los mejores indicativos para que bien se retrase la eyaculación, o por el contrario el hombre se deje llevar tras la llegada del clímax a la escort. Importante no comenzar si ella aún no está suficientemente excitada, ni tampoco terminar con esta postura después de la eyaculación masculina si la escort de Madrid no ha llegado aún al orgasmo.

Postura del 69